Alcaldes salientes de Isabela y Aguadilla dejan un “boyete” en sus finanzas

La alcaldesa de Aguadilla, Yanitisia Irizarry y el alcalde de Isabela, Charlie Delgado Altieri.

El alcalde de Isabela, Carlos Delgado Altieri y la alcaldesa de Aguadilla, Yanitisia Irizarry aseguraron que sus municipios tenían más ingresos que gastos, pero el proceso de transición revela lo contrario.

No obstante, tras la publicación de este escrito el miércoles pasado, el alcalde Delgado Altieri negó las alegaciones y dijo que el proceso de transición “ha estado marcado por la  divulgación de información falsa en los medios”.

El alcalde electo de Isabela, Ricky Méndez denunció que el también candidato a la Gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD) pretendía ocupar la silla de La Fortaleza a pesar que no contempló en el presupuesto $2.2 millones anuales para el recogido de basura de la ciudad.

Méndez lamentó que las arcas municipales no cuentan con este dinero y tampoco se proyectó aumento el costo del servicio que entró en vigor el pasado 15 de diciembre y que encarece el recogido en $300,000 adicionales.

Mientras, el alcalde electo de Aguadilla, Julio Roldán, denunció que Irizarry dejó un déficit presupuestario de $4 millones.

Mas aún, la actual administración de Aguadilla se extendió más del 50 por ciento del gasto del presupuesto al desembolsar el 57 por ciento del mismo. Mientras, en Isabela se gastó 63 por ciento del presupuesto, lo que ambas instancias representan una clara violación a la ley.

De otro lado, en Isabela la única corporación municipal de la ciudad Centro Isabelino de Medicina Avanzada, establecida en 2015, nunca ha sido autosuficiente, tiene un déficit de $3.2 millones y le debe al Municipio $1.9 millones, aseguró Méndez.

Otra situación revelada por las vistas de transición es que el Municipio de Isabela no paga el agua desde 2019. La razón que se alega es porque hay discrepancia en las cuentas por pagar, pero no se le ha dado del debido seguimiento a la deuda que alcanza $1 millón.

“El alcalde Charlie Delgado gastó $4 millones en asfalto antes de las elecciones y no dejó nada para los próximos meses y lo que me preocupa es que ves las calles de Isabela y no ves el asfalto”, sostuvo Méndez.

El alcalde electo de Isabela denunció además que la administración de Delgado Altieri no hizo la gestión para solicitar todos los fondos que estaban disponibles provenientes de la Ley Cares para atender la pandemia. “Tenían la opción de solicitar $2 millones y sólo solicitaron $100,000”, lamentó.

En tanto, en Aguadilla, se cuestiona la contratación por $500,000 del Bufete de Israel Roldán y Asociados. 

“Cuando cuestionamos a la administración saliente no hubo explicación para este contrato, ni para las enormes transacciones de contratos por servicios profesionales que hemos encontrado”, sostuvo Roldán.

Agregó que la Policía Municipal de Aguadilla no cuenta con sistema de comunicación y no hay querellas de la desaparición de equipo de la policía por más de $600,000.

“La Policía Municipal de Aguadilla estaba manga por hombro.  No solo no cuentan con un plan de seguridad, no está certificada para el uso de armas, no tienen estadísticas de los índices de criminalidad, no tienen celdas para los arrestados y no hacen querellas sobre sus propios equipos perdidos”, sostuvo.  

Delgado Altieri niega las alegaciones 

Por su parte, el alcalde de Isabela, Charlie Delgado, catalogó los señalamientos como un intento por lanzar lodo hacia su administración, y sostuvo que en las vistas se le ofrecieron los datos e informes con los datos reales, y no como los divulgados por Méndez en los medios.

Afirmó que es falso que su administración haya gastado la totalidad del presupuesto municipal, indicó que “hasta el 23 de diciembre, se había gastado el  45.15 por ciento, según lo certificó la directora de Finanzas municipal, o sea que queda prácticamente la mitad del presupuesto disponible”.

Dijo que contrario a lo expresado por Méndez, el pago por concepto de recogido, transportación y disposición de la basura fuera de  Isabela, sí está contemplado en el presupuesto hasta junio 30 e incluso hay fondos hasta agosto del próximo año. Explicó que en las vistas de transición se le informó que hay unos 1, 875,500 dólares otorgados por FEMA, bajo el Programa de Préstamos por Desastre para la Comunidad (CDL), disponibles para que los Municipios cubran gastos de servicios esenciales, como ese, ante la baja de ingresos después del Huracán  María.

“Los pagos por el servicio de recogido, transportación y disposición de la basura están realizados hasta octubre de  2020,  de conformidad a las facturas recibidas y están consignados en la orden de compra (PO202100178). A la partida de CDL le quedan fondos para pagar 2 meses adicionales a junio 30, o sea hay fondos para pagar hasta agosto 2021. Aunque sea un préstamo, si el Alcalde demuestra a FEMA que existe una merma considerable en los ingresos, esa deuda se puede condonar”, indicó el Alcalde.

En lo que respecta a las operaciones del Centro Isabelino de Medicina Avanzada (CIMA EM) el Alcalde sostuvo que  es incorrecto que no haya sido autosuficiente y que como empresa municipal le adeude al Municipio.

“El CIMA siempre ha tenido una operación autosuficiente, de hecho, en los años 2015 al 2017 generó ganancias. A raíz de los cambios ocurridos en la Reforma de la Salud entre el 2018 y 2019, se reestructuró administrativamente CIMA como una empresa municipal y en el año 2019, se generó un sobrante de 1.2 millones de dólares”, declaró.

Reiteró que todos esos datos están contenidos en los estados financieros auditados, que le fueron entregados a Méndez y  aclaró que  como lo establece la Ley de Municipios Autónomos, una vez CIMA se convierte en empresa municipal se capitaliza y se le transfiere el dinero a la empresa, por lo que no se  requiere su devolución al Gobierno Municipal.

Así también afirmó que no existe deuda alguna con la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), ya que el Municipio tenía reservado en dinero para hacer el pago una vez culminaran las investigaciones solicitadas por considerar que la facturación no se ajustaba al consumo, pero antes de emitir el pago; la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico  (AAFAF) emitió el pago utilizando un sobrante del Municipio de fondos de la Contribución Adicional Especial (CAE).

“La deuda con AAA no se pagó por falta de fondos, siempre estuvieron disponibles en el Municipio. Parte de la deuda pagada por AAFAF corresponde a los meses de este año fiscal que tenemos reservado 348,000 dólares para los años anteriores teníamos reserva de dinero ascendiente a 947,000 dólares en tres órdenes de compra (PO201802191, PO201902543, PO202002616)”, subrayó.

Referente a la alegación de que su administración gastó 4 millones de dólares en el periodo pre eleccionario, Delgado Altieri dijo que esa cantidad corresponde a la inversión en  todo el cuatrienio. “En Isabela se hicieron trabajos de asfalto durante los cuatro años y no antes de las elecciones como  dijo Méndez y él lo sabe porque fue parte de esta administración”, declaró.

Así mismo negó que el Gobierno Municipal no haya hecho la gestión para solicitar los fondos CARES necesarios para atender las necesidades en torno a la pandemia del COVID-19.  “Solicitamos 200,000 dólares que hemos utilizado para las pruebas, para ofrecer clínicas y para distribuir materiales en las comunidades, es importante recalcar que para solicitar los fondos hay que justificar su necesidad, no se pueden solicitar cantidades que no se pueda justificar, eso es sana administración” recalcó.
“Este proceso de transición ha estado marcado por la  divulgación de información falsa en los medios,  además,  miembros de mi equipo de trabajo recibieron acercamientos para que me adjudicaran directamente a mí prácticas de mala administración y ninguno se prestó para tal acción, porque no hay nada que puedan decir al respecto”, concluyó Delgado Altieri.

69 Shares:
Artículos Relacionados

Desaparecida la guagua blindada de Rosselló

Han pasado más de dos años desde que el equipo de investigación de “Jay y sus Rayos X” reveló la compra de una guagua blindada para el entonces gobernador, Ricardo Rosselló a un costo de $224,100.…