Alegan senador Albert Torres es hostil con empleados y les pide dinero para comprarse ropa

En lo que va de año, cinco personas han renunciado a la oficina legislativa del senador Albert Torres Berríos supuestamente por el atropello al que los sometía y por la presunta costumbre de solicitarles dinero a los que allí trabajan en ocasiones para comprarse ropa en Plaza las Américas.

El Nuevo Día entrevistó a nueve personas que han trabajado de cerca con Torres Berríos. Ocho -todos bajo condición de anonimato- describieron al senador por el Distrito de Guayama como una persona con carácter volátil y agresivo. El senador no ha querido hacer expresiones más allá de decir que las denuncias son un “bochinche de caserío”.

Según fuentes de este diario, el ambiente de trabajo en la oficina de Torres Berríos es hostil y tenso, e impera el uso de lenguaje soez de parte del legislador. También dijeron que golpea puertas y escritorios en momentos de coraje, cuando también lanza papeles y libretas. Igualmente, varias personas entrevistadas mencionaron que, en presencia de sus empleados, el senador supuestamente hace alusión a sus genitales mientras alardea de cómo él “manda” en la oficina. El senador enfrenta una querella ética.

El Nuevo Día

1 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

Siguen sin empleados los restaurantes

La Asociación de Restaurantes se reunió con el gobernador, Pedro Pierluisi, para exponer su preocupación ante la escasez de empleados en este sector. Según el grupo, algunos de los problemas que los afectan a la hora…