Trasladan a Juanma López a la cárcel de Bayamón luego que se revocó su fianza

El exboxeador Juan Manuel López Rivera fue trasladado esta noche a la cárcel de Bayamón luego que el Tribunal de Caguas le revocó la fianza.

La unidad de arrestos del Programa de Servicios con Antelación al Juicio (PSAJ) arrestó a López Rivera, luego de que ese programa canceló la fianza diferida concedida al expúgil por violar las condiciones de su libertad provisional al enviar un mensaje a su expareja Andrea Ojeda Cruz durante una entrevista de televisión que concedió ayer.

El PSAJ presentó la fianza de $175,000 que permitió a “Juanma” -como se le conoce al expúgil- permanecer bajo arresto domiciliario y con grillete electrónico, mientras enfrenta un proceso judicial por cargos de violencia de género.

Esta noche, la directora del PSAJ, Janet Rodríguez, indicó a este medio que los agentes llevarán a López Rivera al Tribunal de Caguas para una vista en la cual un juez o jueza determinará si acoge la petición de revocación o aumenta la fianza, que ahora el expúgil tendrá que presentar a través de un fiador o activos suyos.

“Nosotros entendemos que él violó las condiciones de la fianza. Nosotros le damos una fianza diferida a cambio de que cumpla con unas condiciones y una de las condiciones es que no se puede comunicar la sobreviviente”, indicó Rodríguez.

“Luego de ver la grabación determinamos que le habló directamente a ella y en la tarde de hoy radicamos una petición de cancelación de fianza diferida. El juez la declaró ha lugar y nos dio la orden (de arresto)”, agregó.

La acción de PSAJ ocurre después que el Departamento de Justicia presentó una moción urgente para que se revocara el privilegio de libertad provisional del exboxeador y el juez José D’Anglada Raffucci del Tribunal de Caguas pautó la vista para atender la petición para el 21 de septiembre, el mismo día en que debe celebrarse la vista preliminar.

Ayer, López Rivera ofreció una entrevista al programa televisivo “Día al Día” en la cual afirmó que quería hacer unas “declaraciones para el pueblo y para la misma Andrea” a pesar de que existe una orden protectora que impide que se comunique con su expareja.

El propio López Rivera reconoció la existencia de esa veda en la entrevista al afirmar que no había hablado con la mujer porque “tenemos una orden de protección y estamos completamente distanciados. No podemos tener ningún tipo de comunicación”. 

También dijo que amaba a la mujer y dejó en manos de Dios que la relación continúe cuando culmine el proceso criminal. Estas expresiones, según los expertos, buscan manipular a su excompañera y son ordinarias en los contextos de violencia doméstica.

El exboxeador encara siete cargos criminales por maltrato físico, sicológico, mediante amenaza y daños a la propiedad, en violación a los artículos 3.1 y 3.3 de la Ley 54 o de Violencia Doméstica. Ojeda Cruz denunció a través de sus redes sociales que el excampeón la sometió a un patrón de maltrato físico, verbal y psicológico. Luego lo denunció ante las autoridades.

46 Shares:
Artículos Relacionados