Embarcaciones cancelan viajes a San Juan, a cuatro días de que venza tregua por carga internacional en los muelles

Cinco días antes de que termine el periodo de 45 días de tregua, la empresa Luis Ayala Colón informó a sus clientes mediante carta que no se ha logrado un acuerdo con la unión lo que deja de nuevo a la isla a expensas de un conflicto obrero patronal que desemboca en la paralización de la carga internacional que llega a los puertos.

La carta fue enviada ayer a los clientes de la empresa y aseguran que la unión no ha querido reunirse dos veces a la semana para negociar, entre otros asuntos que aseguran han retrasado las conversaciones.

Fuentes de este portal digital de noticias indicaron que las siguientes compañías están cancelando viajes a San Juan: Línea Zim / MV Pampero 130, Evergreen / MV Northern Diplomat 131, DOLE / MV Africa 110 Amberes y Happag Lloyd.

El pasado 5 de agosto, las operaciones en el muelle de San Juan se reanudaron luego de que la empresa Luis Ayala Colón y la Unión de Trabajadores de los Muelles — International Longshoremen’s Association (ILA Local 1740)— alcanzaron un acuerdo preliminar y pactaron una tregua de 45 días para negociar.

El conflicto obrero-patronal entre la empresa Luis Ayala Colón y la ILA surgió luego de que la empresa implantó un sistema de tecnología que requiere que los operadores introduzcan información en este sistema en tiempo real. La unión ha reclamado que estas funciones adicionales ponen en riesgo la seguridad de los operadores de carga.

ALCANZAN ACUERDO

El acuerdo entre la Unión y la empresa Luis Ayala Colón expira este sábado, pero el secretario del Trabajo, Carlos J. Rivera Santiago, explicó a este portal de noticias que las partes acordaron continuar la negociación y no paralizar labores cuando expire el término del acuerdo alcanzado con la intervención de La Fortaleza.

Detalló que el acuerdo verbal se alcanzó durante la sesión de negociación que se llevó a cabo hoy.

587 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

Junta dice fuchi a bono de 500 a empleados públicos

Según Natalie Jaresko, la medida colocaría las finanzas del gobierno en una situación de riesgo, especialmente cuando empleados públicos continúan recibiendo sus salarios completos y mientras miles de empleados del sector privado han sido despedidos. Info: El Nuevo Día