Empleados gubernamentales de áreas que verán poca lluvia regresarán a trabajar mañana

El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia adelantó esta tarde que los empleados públicos que laboran en las áreas que recibirán poca lluvia regresarán a trabajar mañana luego de que el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) mantuvo el aviso de tormenta tropical para Puerto Rico.

“Todos los empleados públicos deben estar preparados para laborar en el día de mañana, excepto aquellos que residan en pueblos que entendamos han sido impactados por lluvias intensas”, afirmó.

Señaló, sin embargo, que realizará el anuncio oficial antes de la 10:00 p.m.

En rueda de prensa desde el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres en San Juan, el primer ejecutivo explicó que el sistema no pasará sobre la isla y que en su punto más cercano se mantendrá a unas 10 millas de distancia.

“El sistema se mantiene como depresión tropical. Se mantiene desorganizado”, precisó.

“Lo que se anticipa es que cuando el sistema llegue al Canal de la Mona es probable que en ese entonces se forme la tormenta tropical y se le dé su nombre, pero no se anticipa que eso ocurra mientras el sistema esté cerca de Puerto Rico”, abundó.

Indicó que no se esperan mayores contratiempos para la zona metropolitana durante el paso del evento atmosférico, aunque experimentará lluvias. El mayor riesgo de aguaceros e inundaciones se encuentra en la franja que discurre de Ponce a Cabo Rojo y el área de las laderas de la cordillera central.

“La mayor intensidad de la lluvia se debe sentir desde las 12 de la medianoche en adelante, específicamente entre la medianoche y las 4:00 de la madrugada”, apuntaló. 

Al momento de la actualización de los datos del gobierno, el sistema se movía a 18 millas por hora y mantenía vientos sostenidos de 20 a 30 millas por hora, con ráfagas que podían alcanzar las 35 a 45 millas por hora. Los pronósticos estiman que caerán sobre la isla entre 2 a 4 pulgadas de lluvia, mientras que al sureste podrían caer unas 6 pulgadas de precipitación. Por ello, se mantiene en vigor una vigilancia de inundaciones repentinas hasta mañana.

Pierluisi Urrutia detalló que había 350 refugios y 7 personas pernoctando en 8 facilidades que permanecían abiertas en Trijillo Alto, Guánica, Guayanilla, Caguas, Santa Isabel, Barranquitas, Cidra y San Lorenzo.

Las visitas a las cárceles quedaron canceladas hasta nuevo aviso y en la actualización de datos de esta noche el gobierno informará si mañana abrirán los Centros de Servicios al Conductor, que hoy cerraron temprano como ocurrió con la Autoridad Metropolitana de Autobuses.

El sistema de lanchas para Vieques y Culebra no sufrió alteraciones hoy y, según el gobernador, el servicio continuará mañana “a menos que informemos lo contrario”. La orden de congelación de precios, que emitió el Departamento de Asuntos del Consumidor, continuará hasta que se disponga lo contrario.

42 Shares:
Artículos Relacionados