Junta anuncia acuerdo sobre las pensiones, pero delegación del PNP en Cámara lo rechaza

La Junta de Control Fiscal (JCF) y los líderes electos de Puerto Rico, el gobernador Pedro R. Pierluisi, el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, y el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael Hernández Montañez, han estado trabajando para que el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico confirme el Plan de Ajuste para reestructurar la deuda del Estado Libre Asociado hasta niveles sostenibles.

Tras extensas discusiones con los líderes electos, la Junta está dispuesta a aceptar el aumento del umbral de $1,500 mensuales a $2,000 mensuales para los retirados exentos de toda reducción de beneficios. Este nuevo umbral eximirá de cualquier reducción de beneficios a unos 139,000 retirados gubernamentales, es decir, al 84% de los retirados del Gobierno.

La Junta también está dispuesta a apoyar el restablecimiento de cualquier reducción de beneficios de pensión en caso de que Puerto Rico reciba fondos federales de Medicaid en exceso de las cantidades proyectadas en el Plan Fiscal Certificado de 2021, y si dichos fondos generan suficientes ahorros en el presupuesto del Fondo General del Gobierno que permitan el restablecimiento de la reducción de beneficios.

Además, la Junta de Supervisión está dispuesta a acordar que los municipios compartan los beneficios resultantes de la reducción del servicio de la deuda, siempre que el Gobierno obtenga y mantenga un financiamiento adecuado de Medicaid. La Junta propone incluir financiamiento adicional al fondo de equiparación municipal existente, que se distribuirá de acuerdo con los parámetros existentes del CRIM.

La JuntA estará de acuerdo con estas propuestas si la Legislatura de Puerto Rico adopta la legislación necesaria para el Plan de Ajuste y si el gobernador firma dicha legislación.

“Tras años de duras negociaciones, un grupo diverso de acreedores que incluye a los retirados, sindicatos, bonistas y aseguradores de bonos, así como a otros acreedores del Gobierno de Puerto Rico, acordaron un Plan de Ajuste razonable que proporciona una vía para salir de la quiebra”, afirmó el presidente de la JCF, David Skeel. “Ya casi lo hemos logrado. Alcancemos la meta con la legislación necesaria para reestructurar la deuda y así poder asistir a las vistas de confirmación en noviembre con todas las piezas necesarias en su lugar para levantar la carga de la quiebra del pueblo de Puerto Rico”.

Antes de PROMESA, el Gobierno tenía que pagar hasta 25 centavos de cada dólar que recaudaba en impuestos y honorarios a los acreedores; el Plan de Ajuste reducirá esa cantidad a poco más de 7 centavos de cada dólar. El Plan de Ajuste reducirá la deuda pendiente del Gobierno en casi un 80%, de $33,000 a $7,000 millones.

La Junta  continuará el diálogo constructivo con la Asamblea Legislativa y el Poder Ejecutivo para encontrar una solución que resulte en la adopción de legislación para completar el proceso de reestructuración de la deuda del Título III bajo PROMESA, paso fundamental para que la Junta de Supervisión culmine su mandato ante la ley. 

DELEGACION DEL PNP RECHAZA EL ACUERDO 

El portavoz de la delegación del Partido Nuevo Progresista en la Cámara de Representantes, Carlos ‘Johnny’ Méndez Núñez, rechazó el acuerdo alcanzado por el actual Presidente de la Cámara, Rafael ‘Tatito’ Hernández Montañez, y la JCF que reduce las pensiones de los jubilados del gobierno.

El líder novoprogresista arremetió contra Hernández Montañez por fallarle a los servidores públicos al despreciar la Ley 7 de 2021, la Ley de Retiro Digno.

“Esta delegación del PNP en la Cámara de Representantes está en contra del acuerdo alcanzado, en cuartos oscuros, por el liderato legislativo del Partido Popular Democrático y la Junta, para reducir las pensiones de nuestros hombres y mujeres retirados del gobierno. Nuestra delegación ha sido consistente desde el primer día, no vamos a avalar ese acuerdo, con nuestros votos no van a contar”, señaló Méndez Núñez en declaraciones escritas.

El actual Presidente de la Cámara admitió esta mañana, en conferencia de prensa, el acuerdo con la JCF para que dicho cuerpo apruebe, en votación, el Plan de Ajuste de la Deuda el cual incluye una reducción en beneficios a miles de jubilados del gobierno con ingresos mayores a los $2,000.

“Hemos sido claros, que, si es necesario un plan para la reestructuración de la deuda, no puede contener ninguna reducción en las pensiones de nuestros jubilados, quienes construyeron el Puerto Rico que hoy tenemos. El Presidente de la Cámara le faltó a la verdad cuando decía que no aceptaría reducción a las pensiones. Inclusive, no fue sincero cuando votó a favor de la medida de la compañera Lourdes Ramos, el Proyecto de la Cámara 120, que es hoy la Ley 7 de 2021. Este acuerdo con la Junta, impulsado por el liderato del partido popular, da al traste con la Ley 7, además que les da un golpe a miles de pensionados que no se lo merecen”, añadió el también expresidente de la Cámara.

“Si el Partido Popular quiere aprobar legislación que elimine beneficios a los pensionados, que lo hagan ellos con sus votos. El Pueblo sabrá quién es quién en esa votación. El PNP está firme, no a la reducción de pensiones”, terminó diciendo el Portavoz.

1 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

Policía arresta más de 700 y saca 26 gatilleros de la calle

Con el apoyo de las autoridades federales, el Negociado de la Policía arrestó a unas 800 personas en un masivo operativo contra el narcotráfico, que culminó hoy, pero que se extendió durante 45 días. Las autoridades…