Justicia evidencia mediante tecnología violación a una orden de protección

Con pura tecnología, el Departamento de Justicia logró hoy evidenciar que un hombre violentó una orden de protección contra el acecho, en un triunfo inédito para el sistema de justicia.  

Hoy, la jueza Sariely Rosado Fernández del Tribunal de Bayamón encontró causa para juicio contra Félix Burgos Colón por colocar tres dispositivos de posicionamiento global (GPS) en el vehículo de una amiga a quien perseguía luego que no prosperó la relación de amistad.

Burgos Colón enfrenta un cargo grave y dos menos grave por acechar a la mujer pese a que existía una orden de alejamiento. Como la orden no había sido diligenciada por el tribunal, el Ministerio Público solo pudo presentar un cargo grave que conlleva una pena fija de tres años de cárcel.

El fiscal Gilberto Gierbolini Merino, director de la División de Crímenes Cibernéticos, explicó a este medio digital que el Estado no contaba con un testigo presencial que identificara al acusado como la persona que colaba los dispositivos en el carro de la mujer. Pero que a través del análisis de información de Google, AT&T y BrickHouse se trazó el rastro virtual del agresor.

“Es la primera vez que el ministerio público logra probar causa a través de evidencia de carácter cibernético”, apuntó.

“Se constató que los tres dispositivos instalados en el vehículo de la mujer fueron comprados por el imputado”, agregó Gierbolini Merino.

Indicó que en tres ocasiones distintas Burgos Colón colocó un GPS con un imán en la parte posterior de vehículo de la mujer, cuyos pasos seguía a través de una aplicación de BrickHouse, la empresa que vende los dispositivos.

Las infracciones a la orden de protección ocurrieron mientras el hombre enfrentaba cargos de escalamiento y agresión contra la mujer, cuyo nombre no se provee como medida de protección. Esos cargos están pendientes en otra sala del juzgado.

“El análisis de toda la evidencia tanto la de Google, BrickHouse y AT&T y el mecanismo de compra del equipo y el pago de servicio mensual del GPS, todo lo vinculan a él”, insistió Gierbolini Merino.

La vista de lectura de acusación quedó pautada para el 12 de octubre y el inicio del juicio para el 3 de noviembre. El fiscal Alexis Arraiza Antonmattei tiene el caso a su cargo. El hombre es representado por el licenciado Ángel Vázquez.

69 Shares:
Artículos Relacionados