Más de 150 pruebas de laboratorio en peligro de disponibilidad ante falta de cubierta de aseguradoras

Doctor wearing gloves holds a blood test tube

Más de 150 pruebas de laboratorio de algunas de las condiciones de salud más comunes en Puerto Rico han sufrido una reducción de hasta un 70 % en sus respectivas cubiertas, lo cual podría provocar que próximamente muchos laboratorios se vean obligados a abstenerse de realizarlas o referir a los pacientes a laboratorios de referencia fuera de su área geográfica.

Así lo denunció hoy la Asociación de Laboratorios Clínicos (ALC) y varias organizaciones sin fines de lucro que brindan apoyo a pacientes de diversas condiciones de salud.

“Durante los últimos años, hemos tenido un proceso de reducciones graduales hasta llegar a un 70% en algunos casos, tanto en el plan de Salud del Gobierno como en los planes Advantage, lo cual se anticipa continuará en aumento. Hemos alertado al Secretario de Salud y a sus ayudantes, al Comisionado de Seguros, a los presidentes de las comisiones de salud en la Legislatura y a ASES. Esta práctica generalizada la han puesto en vigor utilizando como referencia las tarifas de CMS en Estados Unidos para aplicarlas a todos los sectores de la población independientemente de si son beneficiarios o no de Seguro Social. Las mismas son clasificadas como tarifas de beneficencia y le aplican reducciones adicionales”, expresó Alexis Amador, tecnólogo médico y presidente de la Asociación de Laboratorios Clínicos.

Añadió que las dependencias gubernamentales mencionadas no han articulado ninguna alternativa.

Las pruebas, que ayudan a diagnosticar o manejar el tratamiento de más de 60 condiciones de salud, son pieza clave en el manejo de enfermedades tan comunes en Puerto Rico como lo son: diabetes, cáncer, tiroides, VIH, hemofilia, alergias, corazón, epilepsia y pulmón, afecciones gastrointestinales, renales, hepáticas y condiciones genéticas, entre otras.

“Nos preocupa sobremanera el impacto que esto puede tener en los pacientes porque en muchos casos, ni siquiera tendrán la opción de pagar directamente la diferencia que no cubre su plan ya que algunas aseguradoras lo impiden y amenazan con cancelar el contrato del laboratorio que así lo haga. Esta situación no deja otra alternativa que dejar de hacer esas pruebas o referirlos a uno de los pocos laboratorios de referencia existentes que podrían quedar distantes del área de residencia del paciente y que no necesariamente las van a ofrecer. Esto podría provocar el cierre de laboratorios a mediano plazo ante la imposibilidad de operar bajo dichas condiciones”, expresó por su parte el doctor Juan Rexach, vicepresidente de la Asociación.

Rexach advirtió que para muchas de estas condiciones es esencial el monitoreo constante de la condición mediante pruebas trimestrales, lo cual también se ha visto limitado ya que las aseguradoras establecen una frecuencia máxima para la mayoría de las condiciones.

“En Puerto Rico existen más de 800 laboratorios clínicos comunitarios, la mayoría de los cuales son operados por dueños individuales donde no hay forma de mitigar dichas reducciones de cubierta”, sostuvo.

Para organizaciones como APPIA, la Asociación de Pacientes de Hemofilia y la Asociación Puertorriqueña de Diabetes, esta situación va en detrimento del manejo de las condiciones de los pacientes que representan.

139 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

Junta retrasa por un año recortes presupuestarios

El nuevo plan fiscal que se certificará hoy también reduce en un 65% el pago a bonistas. El nuevo plan se enfoca en que el gobierno ofrezca mejores servicios de salud y educativos. Se espera que…