China tenía mapa del COVID-19

Investigadores chinos aislaron y mapearon el Covid-19 a finales de diciembre de 2019, dos semanas antes de que Beijing revelara detalles sobre el virus mortal al mundo.

Así revelaron investigadores del Congreso, lo que plantea nuevas preguntas sobre lo que China sabía en los días cruciales del inicio de la pandemia.

Documentos obtenidos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. por parte de un comité de la Cámara y revisados por The Wall Street Journal muestran que un investigador chino en Beijing cargó una secuencia casi completa de la estructura del virus en una base de datos administrada por el gobierno de EE.UU. el 28 de diciembre de 2019.

En ese momento, funcionarios chinos aún describían públicamente el brote de enfermedad en Wuhan, China, como una neumonía viral “de causa desconocida” y aún no habían cerrado el Mercado Mayorista de Mariscos Huanan, sitio de uno de los primeros brotes de Covid-19.

China solo compartió la secuencia del virus con la Organización Mundial de la Salud el 11 de enero de 2020.

Si bien esta nueva información no aclara si el Covid-19 surgió de un animal infectado o de un escape de laboratorio, destaca que aún no se tiene un relato completo sobre el origen de la pandemia.

Las dos semanas adicionales podrían haber sido cruciales para que la comunidad médica internacional rastreara la propagación de la Covid-19, desarrollara defensas médicas e iniciara la investigación de una eventual vacuna, según sugieren los especialistas.

La investigadora china que envió la secuencia del virus, la Dra. Lili Ren del Instituto de Biología de Patógenos con sede en Beijing, no ha respondido a correos electrónicos en busca de comentarios. El instituto forma parte de la Academia China de Ciencias Médicas afiliada al estado.

0 Shares: