Gran Bretaña detuvo los tiroteos en escuelas después de una sola masacre

La reina Isabel II en Dunblane, Escocia

En Escocia, en marzo del 1996, un exlíder de los Boy Scouts que había sido expulsado y era mal visto por rumores de pedofilia entró en una escuela elemental y le disparó a niños de cinco y seis años mientras tomaban la clase de educación física. 16 niños y un maestro murieron en cuestión de minutos. 17 otros fueron heridos. El victimario se disparó a si mismo.

El país entero estaba de luto. La reina se arrodilló en la escuela.

Ocho días después del acontecimiento, el Parlamento británico ordenó una investigación que tomó 26 días. Todo el proceso fue abierto al público y documentado.

En el informe, el juez a cargo de la investigación, Lord W. Douglas Cullen, dijo que buscó respuesta a dos preguntas: ¿Cuáles fueron las circunstancias alrededor del evento? Y, ¿cuáles son las recomendaciones para salvaguardar al público contra el mal uso de armas de fuego y otros peligros?

Cullen escribió que los esfuerzos de seguridad deberían estar enfocados en la venta y disponibilidad de las armas en vez de la aptitud del comprador puesto que no existe forma certera de determinar el estado mental de una persona o las intenciones detrás de su compra.

El juez recomendó al gobierno implementar un sistema que mantuviera las armas de propiedad individual en clubes deportivos cuando no se estuvieran utilizando para deporte y si eso no les resultaba práctico, entonces debían considerar prohibir las armas.

En 1997, la Cámara aprobó una legislación para prohibir las armas.

A pesar de que Gran Bretaña no tiene la misma cultura y culto a las armas que Estados Unidos, a muchos cazadores y aficionados no les gustó la nueva ley, entre ellos el príncipe Felipe, esposo de la reina.

A pesar de la epidemia de tiroteos escolares en los Estados Unidos y las incontables muertes, menos del 20% de los estadounidenses favorecen la prohibición de las armas y solo un tercio de la población quiere leyes de armas más estrictas.

Aunque hay devastación y la indignación, nada ha cambiado. Al contrario, en estados como Texas la ley de armas se ha flexibilizado durante los últimos años.

Gran Bretaña pudiese enfrentar una desgracia de esta magnitud en cualquier momento, pero desde la prohibición de la armas en 1997 solamente ha ocurrido un tiroteo multitudinario, lo que denota que la ley rindió fruto.

Fuente: Quartz

809 Shares:
Artículos Relacionados

Llega Islas del Caribe a casos de coronavirus

El coronavirus llegó a Trinidad y Tobago, San Vicente y las Granadinas. En Trinidad y Tobago un hombre de 52 años procedente de Suiza es el primer enfermo. En las islas de San Vicente y las…

San Juan, la segunda en Latinoamérica en asesinatos

Un artículo coloca a San Juan como la segunda capital latinoamericana con mayor índice de asesinatos. Durante el 2019 se reportaron 172 asesinatos. En primer lugar se encuentra Caracas, Venezuela, seguido por La Ciudad de Panamá.