Magisterio en Puerto Rico ya porta armas en las escuelas públicas

Ya los maestros portan armas en las escuelas públicas de Puerto Rico, auque la aprobación de dicha política pública pasó por debajo del radar.

La semana pasada, el presidente de la Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencia de Armas de Puerto Rico (Codepola), Ariel Torres Meléndez, planteó en entrevista con Jay Fonseca en el programa Los datos son los datos (WAPA-TV) que debía haber educadores armados en los planteles escolares.

“Yo te garantizo que los maestros en Puerto Rico que tienen licencias de armas están yendo con sus armas de fuego a las escuelas. Tienen que hacerlo. ¿Qué vamos a hacer? Le vamos a decir ‘llega a la escuela y déjala en el auto para que cuando salgas de la escuela estés seguro'”, apuntaló a preguntas de Fonseca.

Aduciendo razones de seguridad, Torres Meléndez también abogó para que se autorice a los maestros y maestras del sistema público a portar armas de fuego en momentos en que reavivó el debate sobre los maestros y las armas tras la matanza ocurrida el martes pasado en la Robb Elementary School en Uvalde, Texas.

Ayer, el Departamento de Educación confirmó a este medio que hace 8 años la agencia aprobó una carta circular que autoriza a los empleados y empleadas con licencia de portación a entrar a los planteles con su arma de fuego.

“La política pública vigente, del 2014, le permite a los maestros y otro personal, hasta la fecha de su emisión, que porten armas de manera oculta, siguiendo todos los procedimientos de ley”, indicó la portavoz de prensa de la agencia, Michelle de la Cruz.

“En efecto, no se han registrado incidentes en los planteles, los cuales son seguros para estudiantes y otro personal; sin embargo, esa política pública se va a revisar para atemperarla, con el fin de cumplir con las leyes actuales”, agregó.

No especificó el número de maestros y personal, que acude a trabajar con su arma. Ni señaló si existe un registro. Tampoco indicó si las madres, padres y tutores conocen que el personal que atiende a sus hijos e hijas se encuentra armado.

El 30 de enero de 2014 el entonces secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, promulgó la política pública sobre la portación y posesión de armas en las escuelas e instalaciones del Departamento de Educación. En la misiva de tres páginas, estableció que los empleados con licencia podrán portar “el arma durante su jornada laboral en la escuela o en cualquier otra instalación del Departamento”.

“Asimismo, podrán portarla durante cualquier actividad escolar u oficial que se celebre en la escuela o en cualquier otra instalación del Departamento de Educación durante y fuera de su jornada laboral pero, de igual forma, no podrá estar visible”, matiza la carta circular.

En la carta circular, Román Meléndez menciona la segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que establece el derecho a portar armas, y aclara que la agencia ya no comparecerá ante el tribunal para endosar las solicitudes de portación de armas del personal de la agencia.

Consigna también que los estudiantes no podrán portar, ni introducir armas a las escuelas. De hacerlo, se exponen a medidas disciplinarias y referidos al Departamento de Justicia.

Pese a que la carta circular está dirigida a todo el personal de la agencia, maestras y personal consultado por este medio desconocían de la existencia de esta política pública.

La autorización para portar armas en las escuelas en Puerto Rico ocurrió primero que en el estado de Florida, que aprobó legislación en el 2019 luego de la matanza en la Escuela Superior Marjory Stoneman Douglas en Parkland. 

Como en el archipiélago, los estados de Alabama, Oregon, Rhode Island, Utah, Idaho, Indiana y Missouri permiten la portación de armas de manera oculta, según el National Conference of State Legislatures.

En Alaska, Arizona, Connecticut, Georgia, Iowa, Kansas, Louisiana, Massachusetts, Michigan, Montana, New Jersey, New York, Nevada, Ohio, Oklahoma, Oregon, Texas, Utah y Vermont, el personal escolar puede portar armas con el permiso de las autoridades escolares.  

Pero mientras Torres Meléndez propone armar a los maestros para combatir ese tipo de violencia, el presidente de Canadá, Justin Trudeau, presentó ayer un proyecto de ley que congelaría la importación, compra y venta de pistolas a nivel nacional.

Ante tragedias similares, países como Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda aprobaron leyes para controlar de manera estricta la portación de armas y han logrado evitar que este tipo de masacre se repita.

El año pasado en Estados Unidos, donde el culto a las armas evita que se aprueban medidas para limitar el acceso a las armas, ocurrieron 21 tiroteos en escuelas, según el Washington Post. Al menos, 185 niños, maestros y otro personal han sido asesinados en este tipo de ataques y 369 han resultado heridos. En Uvalde murieron 19 estudiantes, dos maestras y otros 17 menores resultaron heridos.

Mira la entrevista aquí: ¿Deben estar armados los maestros para protegerse y a los estudiantes?

72 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

Comienzan las demoliciones tras María

En aproximadamente dos meses o menos los municipios podrán tener acceso a fondos para la reconstrucción de sus pueblos afectados por el paso del huracán María. Según se informó próximamente comenzará la demolición de estructuras aunque…