Directora de la Oficina de Proyecto Dignidad en la Cámara renuncia tras alegaciones de que trabaja en un colegio mientras que cobra en el Capitolio

La representante Lisie Burgos Muñiz.

Luego que el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández, envió una misiva a la directora de Recursos Humanos de este cuerpo legislativo alertando sobre las alegaciones de que la directora de la oficina de la representante Lisie Burgos del Proyecto Dignidad, es simultáneamente directora de Kid’s Kingdom & James Christian Academy, la empleada renunció a su cargo.

“He evaluado con detenimiento la información que ha surgido con relación a la celebración de la graduación del Colegio Kid’s Kingdom & James Christian Academy en los predios de la Cámara de Representantes. Luego de haber discutido la misma con mi directora de Oficina, la Sra. Janise Santiago, esta última tomó la determinación de renunciar a su puesto efectivo hoy”, sostuvo Burgos en declaraciones escritas.

“La Sra. Santiago ha trabajado como directora de mi oficina y ha cumplido a cabalidad con las funciones delegadas por la cual ha recibido su salario desde su contratación hasta el día de hoy. No obstante, nosotros, como funcionarios públicos y miembros de nuestro partido hemos adoptado un estándar de actuación ética que va por encima de lo que requiere la ley. Nosotros somos un partido en donde creemos que la libertad está fundada en el asumir obligaciones y responsabilidades, y que la libertad ciudadana comienza con el asumir las consecuencias de nuestros actos, que pueden incluir hasta los errores de juicio sin intención ulterior”, agregó.

Burgos dijo que desde su perspectiva, “la actividad de graduación en cuestión se llevó a cabo en cumplimiento con todos los requisitos dispuestos por las reglas y reglamentos de la Cámara de Representantes”. “Por esto, obtuvo el permiso requerido y la autorización por parte del presidente de la Cámara. No es hasta que la información salió publica que advine en conocimiento que en la carta solicitando el permiso para que se celebrara la actividad, no se menciona que la directora de mi oficina es dueña de la corporación que maneja el Colegio en cuestión. Al darme cuenta de dicho error de juicio, y hablarlo con la Sra. Santiago, esta decidió voluntariamente renunciar a su puesto para cumplir con los estándares de mayor rigurosidad autoimpuestos por los miembros de nuestra colectividad en todo nuestro quehacer público”, agregó.

69 Shares:
Artículos Relacionados