Guardia Nacional pagará por manejo y acarreo de gomas que depositó en Salinas

Suministrada

La Guardia Nacional asumirá el costo de transportación y manejo de los neumáticos que depositó en un terreno en Salinas donde la Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencia de Armas de Puerto Rico (Codepola) planea construir un polígono de tiro.

Pero el ayudante general de la Guardia Nacional José Reyes no pudo ofrecer un costo estimado del gasto.

Ayer, en entrevista con este medio digital, Reyes reconoció que el cuerpo depositó unas 2,000 gomas en el lugar sin revisar si la empresa contaba con los debidos permisos y luego de realizar una consulta genérica al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, que no permitía a la agencia discernir si se trataba de una propuesta específica que requiriera autorización.

La Ley 41 de 2009 regula el manejo de los neumáticos desechados y exige la solicitud de una certificación conforme a la política pública ambiental. 

“Eso es parte de los costos en que incurre la Guardia Nacional, que es la empleomanía y los vehículos”, indicó Reyes, quien regenta una operación nacional de recogido de neumáticos luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia declaró una emergencia ambiental para agilizar la recuperación de las llantas. 

El martes, la senadora independentista María de Lourdes Santiago Negrón denunció que en el lugar se depositaban y enterraban gomas a pesar de que la empresa solo contaba con un permiso de limpieza de terreno. A raíz de esa denuncia, la Guardia Nacional procuró información de los permisos tramitados por Codepola para realizar el proyecto.

“Hubo que haber hecho un paso adicional y obviamente eso fue lo que señalamos, que se debió haber corroborado la permisología. Ayer (antier) ante la querella hicimos las gestiones correspondientes”, afirmó.

“Codepola tiene dos permisos, uno de ellos el permiso para el remover terreno y ese permiso está aprobado por OGPE. El otro permiso (de construcción) lo tienen radicado en lo que es el polígono, al tener conocimiento de que ese permiso no era final entonces lo discutí personalmente con el secretario de Recursos Naturales (Rafael Machargo Maldonado). La decisión y la opción era mandar a recoger eso como acción correctiva, que fue lo que se hizo esta mañana”, agregó.

Los neumáticos, según indicó, se depositaron en un centro de acopio que no precisó.

Reyes explicó que en los pasados días recibió una llamada del presidente de Codepola, Ariel Torres, solicitando las gomas para utilizarlas como parte de los materiales de construcción del polígono de tiro. Señaló también que la GN suele recibir este tipo de peticiones, que dijo canaliza a través de las agencias correspondientes.

“Recibimos la llamada de Codepola y se le pidió a Codepola que lo hicieran por escrito. Ellos generaron la solicitud por escrito tanto a la Guardia Nacional como a Recursos Naturales. Lo pusieron por escrito a ambas agencias”, detalló.

“La pregunta fue genérica. No la hizo este servidor. Nosotros tenemos un personal dirigiendo esta operación al igual que Recursos Naturales. Así que una de mis coroneles que está a cargo en el centro de operaciones lo consultó con el personal de Recursos Naturales. Es ahí que nos indican que el uso era permitido dentro de las estipulaciones de los reusos para esos neumáticos”, añadió. 

Ante preguntas sobre las limitaciones de facultades de la Guardia Nacional, Reyes respondió que no violó la Orden Ejecutiva firmada por Pierluisi Urrutia el pasado 2 de julio. 

“A mi mejor entendimiento es que no, porque la Orden Ejecutiva lo que establece es el recogido y la disposición de las gomas y llevarlos a los puntos asignados y la reutilización de ese material”, indicó.

La directriz autoriza a la Guardia Nacional a “prestar apoyo al Gobierno de Puerto Rico, al DRNA y a los municipios en el recogido de neumáticos en las distintas gomeras de Puerto Rico, conforme los planes delineados”. No menciona la transportación, entrega y recogido de gomas a terceros o una empresa privada. 

UN MALENTENDIDO

Ayer, durante una vista a Toa Baja, el mandatario despachó la situación como un “malentendido”  y, ante preguntas de la prensa, rechazó que hubiera dado una instrucción para enterrar neumáticos usados en el terreno donde Codepola construye el polígono de tiro.

Luego dirigió las preguntas al general Reyes.

Confrontado con el planteamiento de que depositar gomas enteras en un terreno no constituía una forma de reciclaje, Reyes respondió que la empresa planeaba usar las neumáticos usados barrera para que las balas no rebotaran

“El polígono que interesa construir Codepola es un polígono de movimiento. Cuando usted tiene un área de tiro una vez pasen las tarjetas tiene que haber algún tipo de ‘cushion’ (amortiguador) para evitar que esa bala haga un ‘ricochet’. Típicamente se utilizan montañas de tierra. Al ser polígono de movimiento, ellos tienen que crear una serie de obstáculos y el interés de ellos es crear esa barrera para darle el ‘cushion’ a las balas en ese polígono”, señaló.

El reglamento de la Ley de Armas, sin embargo, prohíbe por razones de seguridad el uso de neumáticos viejos de vehículos como para balas. Permite, para este propósito, el uso de goma triturada, terraplén de tierra construido con material de relleno limpio o montaña natural.

Este medio preguntó al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales sobre la posible imposición de una sanción o la revocación de permisos, pero al momento de publicación la agencia no había atendido la petición.  

5 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

En descenso el procesamiento criminal en la Isla

Una investigación de El Nuevo Día, reveló que desde el 2011 los casos criminales presentados en los tribunales han mermado en dos terceras partes. Datos provistos por el Departamento de Justicia establecen que el 8% de…