La “colaera” en la fila para la vacuna es real pero todo apunta a que no es delito

La subsecretaria de Salud, Iris Cardona y el ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes. Vía Twitter.

Mientras la subsecretaria de Salud, Iris Cardona, advirtió que administrar la vacuna a personas que no están en la fase de vacunación que le corresponde puede conllevar penalidades, y el ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, dijo que puede ser un delito, lo cierto es que no está tipificado en el Código Penal.

Así lo indicó la secretaria interina de Justicia, Inés Carrau, en una comunicación escrita enviada a este portal digital de noticias.

“Al presente la conducta informada, a saber: “colarse en la fila”, en su acepción coloquial, no está tipificado como delito en nuestro ordenamiento jurídico. Aclaramos, sin embargo, que el Art. 208, tipifica el delito de impostura que sanciona penalmente a la persona que con el propósito de engañar se haga pasar por otra o la represente y bajo este carácter realice cualquier acto no autorizado por la persona falsamente representada, incurrirá en delito menos grave”, sentenció Carrau al explicar además que el principio de legalidad prohíbe que se inste una acción penal por un hecho que no esté expresamente definido como delito y que se impongan penas o medidas de seguridad que la ley no establezca con anterioridad a los hechos.

“El propósito principal de este principio es limitar las aplicaciones arbitrarias y caprichosas de los estatutos penales”, sostuvo la titular interina de Justicia.

Al momento, se espera por una declaración oficial de la Fiscalía Federal, pero fuentes conocedoras coinciden en que tampoco en el ámbito federal sería un delito.

La subsecretaria Cardona dijo hoy en conferencia de prensa en Centro Médico que la institución que administre la vacuna a personas que no están en la fase de vacunación estipulada se expone además a no recibir más cargamentos de la vacuna.

El general Reyes dijo que una vez los hospitales asumen la cadena de custodia de las vacunas “la obligación moral y profesional” es administrarla a los profesionales de la salud que están incluidos en la primera fase.

“Administrar la vacuna fuera del orden, y esto es a nivel nacional, puede considerarse un delito federal”, sostuvo el general Reyes en entrevista con Jay Fonseca en Día a Día.

Mientras José Alverio Díaz, dirigente sindical de la Unidad Laboral de Enfermeras (ULESS), dijo hoy en entrevista con Jay Fonseca que se está vacunando a familiares de médicos y miembros de Juntas de Directores, y personal administrativo antes de que se haya vacunado a todo el personal médico que atiende directamente a los pacientes contagiados con COVID-19.

Vea las declaraciones del general José Reyes aquí

16 Shares:
Artículos Relacionados

Limitan uso de mascarillas, guantes y batas en hospitales

Es la denuncia constante entre empleados de hospitales; la falta de equipo para atender la emergencia creada por el Covid-19. La situación ha llegado al punto de que se está restringiendo el uso de equipo protector…