Cierre de escuelas no generó ahorros al Departamento de Educación

El cierre de escuelas públicas no desembocó en los ahorros prometidos, pero sirvió para concentrar recursos en los planteles que permanecen abiertos, reconoció el designado secretario de Educación, Eliezer Ramos Parés.

También admitió que existe grasa para cortar entre la plantilla de unos 10,000 empleados administrativos del Departamento de Educación.

“Hasta el momento, no ha habido una demostración real de un ahorro económico, sí ha habido una concentración de los recursos que el Departamento tiene en estas 860 que se están usando”, respondió Ramos Parés a preguntas de Jay Fonseca.

Ayer, en una edición especial del programa Cuarto Poder, dedicada a la situación de los maestros y maestras del sistema de educación público, Ramos Parés ofreció detalles del gasto de nómina de la agencia, que se enfrenta al reclamo de mejores condiciones de trabajo de los educadores, quienes no ven un aumento de salario desde el 2008 y su retiro sufrirá un recorte dramático cuando entre en vigor el Plan de Ajuste a la Deuda el próximo 15 de marzo.

Indicó que la agencia destina $900 millones al año para el pago de salarios de su plantilla de empleados y $1,000 millones al pago de los empleados retirados. Mencionó que cerca de un 40% de los maestros recibe un salario que oscila entre $1,700 a $2,200 al mes, pero que el promedio salarial se encuentra entre $2,000 a $3,000 mensuales. Más del 30% de los maestros, según Ramos Parés, tiene un salario que excede los $2,500 al mes, lo que se traduce a unos $30,000 al año.

Detalló que la agencia cuenta con una plantilla de 10,000 personas que ofrecen apoyo, que no se encuentran en las escuelas.

¿Hacen falta esos puestos administrativos o se pueden reducir para mejorar los salarios de los maestros?, preguntó Fonseca.

“Esa es una alternativa”, respondió Ramos Parés.

A inicios de semana, el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia anunció un aumento de salario temporero a los maestros de $1,000 mensuales, que entrará en vigor el 1 de julio y que se sufragará con fondos federales, que tienen vigencia hasta septiembre de 2024. El anuncio ocurre en momentos en que los maestros y las maestras adoptaron una estrategia de brazos caídos y comenzaron a faltar de manera masiva. También se han lanzado a la calle en manifestaciones masivas, que han encontrado apoyo generalizado de la ciudadanía.

Mira el reportaje aquí: ¿Por qué el aumento salarial al magisterio es temporero?

81 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

Educación se opone a abrir todos los comedores escolares

Educación dice que no es su deber alimentar estudiantes mientras las escuelas están cerradas. Basándose en ese argumento, la agencia apeló la determinación del Tribunal para que reabrieran todos los comedores escolares en medio de la…