Dos años de cárcel para el exalcalde de Aguas Buenas

El exalcalde de Aguas Buenas, Luis Arroyo Chiqués, cumplirá 24 meses de prisión tras confesar su participación en el esquema de sobornos que involucra la empresa de recogido de basura, Waste Collection, y su otrora presidente Oscar Santamaría Torres.

Arroyo Chiqués es el primer alcalde o funcionario público sentenciado por esta pesquisa federal en curso.

El hombre, de 56 años, se entregará voluntariamente a las autoridades y tras cumplir el término de cárcel estará durante dos años bajo libertad supervisada.

En la vista de imposición de sentencia, que se celebró esta tarde mediante videoconferencia, el abogado Ernesto Hernández Milán impugnó con éxito la petición de sentencia del ministerio público, que pedía 46 meses de prisión, y aseguró que Arroyo Chiqués ofreció “cooperación sustancial” al implicar en este esquema de corrupción a los dueños de J.R Asphalt, Raymond Rodríguez Santos y Mario Villegas Vargas.

Según el abogado, Arroyo Chiqués también ofreció información sobre una reunión en la que estuvo el exalcalde de Cidra, Javier Carrasquillo Cruz, quien es investigado por el Panel sobre el Fiscal Especial Independiente, y el ahora exalcalde de Aguas Buenas, Javier García Pérez, arrestado el mes pasado por agentes del FBI.

Hernández Milán contó que en esa reunión se discutió que Arroyo Chiqués firmaría el contrato de la empresa de recogido de basura antes de dejar el cargo y se garantizó la continuidad del esquema con la presencia del candidato y próximo alcalde de Aguas Buenas a partir del 2017.

“El ofreció todo lo que sabía el primer día que se reunió con los agentes federales y el ministerio público. Después de esto, en menos de dos semanas se declaró culpable”, apuntó el Hernández Milán.

“El gobierno me dijo que no lo va a aceptar como un testigo, pero eso no borra que él proveyó cooperación sustancial. Si el gobierno rehúsa presentar una moción que reconozca la cooperación sustancial o una moción de válvula de seguridad, hay jurisprudencia que establece que la defensa puede pedir ese remedio”, agregó.

La defensa abogó a favor de una sentencia suspendida.

La jueza Silvia Carreño Coll no acogió la recomendación del ministerio público, que la semana pasada presentó un memorando suplicando a la togada la pena de 46 meses para que enviara un mensaje inequívoco para disuadir a otras personas de incurrir en este tipo de conducta.

Aunque imponer la sentencia, Carreño Coll indicó que no existían documentos que consignaran un acuerdo de colaboración con el ministerio público, recalcó que en este caso ameritaba apartarse de las guías de sentencia y de la recomendación de la Fiscalía Federal.

Previo a dictar la sentencia de 24 meses de prisión, la togada repasó los detalles de la alegación de culpa, las condiciones médicas del exalcalde popular y mencionó las cartas que recibió de amigos, vecinos y excompañeros de trabajo pidiendo indulgencia para el ahora convicto.

“Estas personas creen que usted se puede rehabilitar y que todavía puede contribuir mucho a la sociedad”, apuntaló.

Antes de escuchar la sentencia, Arroyo Chiqués pidió disculpas a los ciudadanos de Estados Unidos y de Puerto Rico por sus acciones.

“Pido perdón a la gente de Aguas Buenas”, afirmó en una breve alocución.

En su memo la semana pasada, el fiscal federal Nicholas Cannon consignó que Arroyo Chiqués se comunicó con las autoridades federales antes de que tocaran a su puerta y luego de las alegaciones de culpa y acuerdos de colaboración del exalcalde de Cataño, Félix “El Cano” Delgado Montalvo, de Santamaría Torres y del presidente de J.R. Asphalt, Raymond Rodríguez Santos. Ninguno ha sido sentenciado todavía, pero se exponen a un máximo de 5 años de cárcel.

Hoy, Cannon planteó que el exalcalde popular se benefició del acuerdo puesto que solo se declaró culpable por un delito y debido a que el ministerio público limitó el periodo de la conspiración a un año, del 2016 al 2017.

“No anticipamos que él va a continuar cooperando de ninguna manera, pero sí reconocemos que aceptó responsabilidad total por sus acciones”, señaló el fiscal.

Pero no objetó la decisión de la jueza de imponer una sentencia más leniente, ni que Arroyo Chiqués se entregara de forma voluntaria.

De manera sorpresiva, Arroyo Chiqués se declaró culpable el pasado 16 de diciembre de negociar un soborno mensual de $5,000 a cambio de otorgar un contrato de 10 años a Waste Collection. El ahora convicto firmó el contrato en su último año como alcalde.

Según la denuncia y el documento de aceptación de culpa, Arroyo Chiqués, quien dirigió los destinos de Aguas Buenas del 2005 al 2017, comenzó a recibir el pago ilegal en efectivo en el 2016. Los pagos continuaron hasta junio del 2021 y después de su retiro de la política.

0 Shares:
You May Also Like
Ver Más

Arrestan al productor Sixto George

El productor de radio y televisión Sixto George Díaz Colón fue arrestado esta mañana por intentar extorsionar al…