Experto en Salud Pública de Harvard recomienda estudiantado vuelva a las escuelas

Suministrada DE

Para Joseph Allen, profesor de la Escuela de Salud Pública de Harvard, los niños tienen un riesgo menor de complicaciones por el Covid-19, y tienen mucho que perder si no asisten de manera presencial a la escuela cuando inicie el nuevo año escolar.

El 20 por ciento de los estudiantes de secundaria de Boston no ingresaron a clase virtual en mayo, y solo la mitad de los niños de primaria en Filadelfia hicieron contacto diario en sus clases en línea.

Segundo, el cierre de escuelas impactó la salud de los niños. Los estudiantes que no asisten a la escuela tienen más probabilidades de ser sedentarios y experimentar aumento de peso. Muchos también pierden el acceso a comidas preparadas cuando millones de niños dependen para alimentarse de programas federales para comidas gratuitas o de precio reducido.

Tercero, hay una carga desproporcionada sobre las mujeres. Muchas mujeres estuvieron trabajando en dos trabajos: administrador del hogar, supervisor de educación en el hogar. Esto amplía otra brecha en nuestra sociedad, ya que las mujeres trabajadoras corren el riesgo de abandonar el lugar de trabajo o enfrentar desafíos de avance profesional que muchos hombres, y aquellos sin hijos, no tendrán.

Finalmente, la situación de stress pone a los niños en mayor riesgo de abuso, negligencia, explotación y violencia.

El experto en Salud Pública recomendó:

Crear una cultura de salud, seguridad y responsabilidad compartida: La reapertura segura de las escuelas requerirá cambiar la cultura a una mentalidad de “salud primero”.

Quédese en casa si está enfermo: Los estudiantes con síntomas deben ser enviados a casa de inmediato o en cuarentena en un espacio abierto y bien ventilado.

Use mascarillas, con descansos integrados en el día: Los estudiantes, maestros y administradores deben usar máscaras en áreas comunes y en las aulas cuando no sea posible el distanciamiento físico. Las escuelas deben crear un tiempo “sin máscara” para reducir la fatiga.

Lavarse las manos con frecuencia: Limpiar y desinfectar todas las superficies durante todo el día no es práctico. El mejor enfoque es el lavado frecuente de manos y el uso de desinfectante para manos.

Limpia el aire en interiores: Comience a trabajar en la limpieza del aire ahora. Las escuelas deben averiguar cuánto aire fresco pueden traer a su edificio. Aumente la ventilación si tiene un sistema mecánico y abra las ventanas si no lo tiene. Complemente eso con purificadores de aire portátiles para sus aulas.

Distancia física para proteger la salud individual: Haz tu mejor esfuerzo para mantener seis pies de separación en las aulas, pero no mantengas a los niños fuera del aula solo porque no hay suficiente espacio (recuerda, los hospitales no se distancian físicamente; dependen de otros controles).

Distancia social para evitar cadenas de transmisión: Mantenga las clases operando como subgrupos y separe estos grupos tanto como sea posible. Esto puede ayudar a evitar que los mini brotes infecten a toda la escuela.

Fuente: WaPost

607 Shares:
Artículos Relacionados

Cierran cuartel de Rincón, temen brote de coronavirus

Decenas de policías del cuartel de Rincón fueron puestos en cuarentena luego que se diera a conocer el fallecimiento de la esposa de uno de los agentes por alegadamente tener coronavirus. Todo el personal fue enviado…