FEMA solo ha autorizado el desembolso de $40 de los más de $9 mil millones para reparar el sistema eléctrico

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) solo ha autorizado el desembolso de $40 millones de los $9,500 millones que asignó para la reconstrucción del sistema eléctrico en septiembre de 2020.

A cinco años del paso del huracán María, que dejó al país a oscuras, la administradora asociada de la Oficina de Respuesta y Recuperación de FEMA, Anne Bink reconoció que se trataba de una “cantidad baja”, pero que todo el dinero asignado se utilizaría para reparar la red eléctrica.

Durante una vista del Comité de Transportación e Infraestructura de la Cámara de Representantes de Estados Unidos para evaluar el estatus de los esfuerzos de reconstrucción en Puerto Rico y las Islas Vírgenes tras el paso de los huracanes Irma y María, la funcionaria indicó que la agencia federal ha aprobado 40 proyectos, pero a preguntas de la comisionada residente Jenniffer González Colón no pudo precisar qué porcentaje de los $9.5 millones se destinó a esos primeros proyectos.

“Los $9.5 millones se usarán en su totalidad… Este es el proyecto de infraestructura más grande jamás subvencionado por FEMA, lo que hace que esta sea una oportunidad única en la vida”, empezó a responder antes de que González Colón interrumpiera para recalcar que sabía que todo el dinero se usaría.

Para justificar el lento desembolso de los fondos federales, Bink explicó que la planificación y el desarrollo de las propuestas de los proyectos de reconstrucción requiere mucho detalle y trabajo.

“Esto es el foco de los que estamos haciendo en la isla con nuestro equipo técnico, que de nuevo, va más allá de lo que típicamente hacemos en las iniciativas de recuperación de desastres”, respondió.

Ya FEMA transfirió los $9,500 millones a la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3), que administra los fondos federales de reconstrucción y de emergencia. Pero el trámite que permite el desembolso de los fondos requiere que FEMA apruebe los proyectos de construcción. Una vez la agencia federal concede esa aprobación, COR3 separa esa partida de los fondos bajo su custodia. El desembolso o reembolso ocurre al final, luego de que la Autoridad de Energía Eléctrica o LUMA Energy completen el proyecto.

COR3 también creó un fondo que da un adelanto para encaminar los proyectos de obra permanente ante reclamos de los municipios y agencias de que no tenían capital para arrancar la obra.

Las preguntas de la comisionada residente se limitaron a la partida de los $9,500 millones aunque FEMA asignó otras partidas para trabajos de emergencia en la red eléctrica.

En su turno, la vicepresidenta senior de ingeniería de manejo de activos y programas de capital de LUMA Energy, Shay Bahramirad, tampoco pudo precisar cuánto tiempo tomará al operador privado reparar la red eléctrica o devolverla a un estado óptimo.

“¿Me puede proveer un término de tiempo estimado de cuándo estará reparada la red?”, preguntó insistentemente González Colón.

Pero solo recibió evasivas de Bahramirad quien insistía en que LUMA transformará el sistema de transmisión y distribución.

“Entonces no tiene un término de tiempo”, resumió la comisionada residente en lo que constituyó el primer encuentro cara a cara con alguna funcionaria de LUMA tras pedir la cancelación del contrato.

3 Shares:
Artículos Relacionados