Renuncia el Jefe de la Comisión de Juegos

El director ejecutivo de la Comisión de Juegos, Orlando Rivera Carrión, renunció al cargo en medio de múltiples investigaciones sobre su desempeño a cargo de la agencia, confirmó una fuente de Cuarto Poder (WAPA-TV).

Ya el funcionario había nombrado a Jaime Rivera Emanuelli como subadministrador, pero en una carta que envió ayer a todo el personal de la agencia informó que lo designaba director interino hasta el 15 de mayo “mientras atendía asuntos personales”. Pero de acuerdo a la fuente, ese 15 marca su salida oficial de la agencia.

La semana pasada, el funcionario negó a este medio su intención de dejar el cargo por petición del Ejecutivo.

A 15 meses de su asumir la jefatura de la Comisión de Juegos, Rivera Carrión era investigado por el Negociado Federal (FBI, en inglés) y la Comisión de Turismo de la Cámara de Representantes por alegaciones de utilizar el cargo para recibir beneficios ilegalmente. La Junta de Control Fiscal (JCF) también le tiene el ojo puesto por adoptar -sin la aprobación del ente fiscal- dos reglamentos para fiscalizar la expedición de licencias y la interconexión de las máquinas de juegos de azar.

Enfrentaba, además, dos demandas -una a nivel estatal y otra a nivel federal- que impugnan la legalidad de los reglamentos y el método para aprobación de licencias y estuvo bajo fuego por el uso excesivo de la escolta, que solicitó tras recibir una amenaza, y por participar en un chat con miembros de la industria, que debe fiscalizar.

A eso se sumaba, la querella que los representantes José “Cheíto” Rivera Madera y Ángel Matos García presentaron ante la Oficina de Ética Gubernamental para que evalúe si el funcionario violó su Ley orgánica al aceptar viajes a Estados Unidos costeados por empresas de la industria de los casinos y las tragamonedas, que procuran hacer negocios en Puerto Rico.

La semana pasada y ante la lluvia de señalamientos, Rivera Carrión aseguró a través de declaraciones escritas que “todas las actuaciones han estado sujetas a las leyes y reglamentos de la Comisión de Juegos”.

“No he recibido ninguna solicitud de renuncia, en caso del gobernador solicitarla así lo haremos”, agregó a Cuarto Poder.

Pero fuentes de este medio habían anticipado que los días de Rivera Carrión en la agencia estaban contados y que había iniciado el proceso para identificar a un sustituto.

En ese momento, Rivera Carrión también confirmó que hacía una semana que no contaba con el servicio de escolta, que recibió tras recibir una amenaza.

Los señalamientos contra el funcionario no eran nuevos. En el proceso de confirmación afloraron denuncias de representantes de la industria que objetaron la designación alegando irregularidades y favoritismo a la hora de expedir la licencias. También lo señalaron por usar lenguaje de contenido sexual en las reuniones, entre otras quejas.

Pese a esas imputaciones, el presidente de la Comisión de Nombramientos y del Senado, José Luis Dalmau Santiago, firmó el informe positivo que recomendó el nombramiento. Así las cosas, el pasado 28 de junio, 23 senadores y senadoras rojas y azules votaron a favor del nombramiento. El Partido Independentista Puertorriqueño y el senador independiente votaron en contra. La delegación Movimiento Victoria Ciudadana se abstuvo.

Al hablar de los hallazgos de la investigación que realiza, el presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara, José “Cheíto” Rivera Madera indicó a Cuarto Poder que Rivera Carrión ocultó información sobre dos viajes que realizó a España durante una comparecencia a una vista pública en la cual se le tomó juramento, pero el funcionario aseguró que se trató de un olvido que subsanó tan pronto se percató de la situación.

Rivera Carrión visitó Barcelona desde el 24 al 27 de julio de 2021 y desde el 1 al 3 de noviembre de 2021, según informó a la Comisión de Turismo mediante un correo electrónico. Por el primer viaje, WinSystems International Holdings desembolsó $2,262 por gastos de transporte y alojamiento y en el segundo viaje el gasto fue de $3,555. La empresa tiene interés en desarrollar negocios en la industria de los casinos en la isla.

El presentante cuestionó ese gasto y el lenguaje amplio de los reglamentos de la Comisión de Juegos, que estipulan que el gobierno no incurrirá en gastos por la implementación y operación de la tecnología relacionada a las máquinas de azar.

“Yo creo que ningún reglamento que pueda estar aplicándose en la Comisión de Juegos va por encima de la Ley de Ética en Puerto Rico y yo creo que el señor Orlando Rivera está violando la Ley de Ética no solo en el asunto de los viajes sino también en el asunto de haber estado en un chat envuelto con personas que él tiene que regular en la industria, donde se hablaba de como se tenía que enmendar la Ley y que tipo de máquina se quería comprar para obligar a los maquinistas a vender sus máquinas para obligarlo a comprar máquinas nuevas con un sistema de interconexión”, afirmó el representante Rivera Madera.

Mira el reportaje aquí: Serias imputaciones en la Comisión de Juegos

19 Shares:
Artículos Relacionados