“Yo no fui”, asegura liderato legislativo ante críticas por aprobación de nueva APP para eliminar la AEE

El presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández Montañez y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, trataron de distanciarse ayer del polémico acuerdo de Alianza Público Privada (APP) para generación de energía a pesar de que sus representantes ante la Junta de Gobierno de la Autoridad para las Alianzas Público Privadas (AAPP), tienen poder de veto. El domingo en la mañana y en medio de un fin de semana largo, la Junta de AAPP aprobó de forma unánime la polémica transacción.

Anoche, frente a los cuestionamientos de Jay Fonseca en Cuarto Poder (WAPA-TV) sobre la complicada trayectoria de New Fortress, una de las empresas que compone el consorcio Genera PR—entidad que se espera logre el acuerdo de APP—Hernández Montañez y Dalmau Santiago se posicionaron como meros espectadores de un proceso de adjudicación confidencial y de un trámite, que a fin de cuentas recoge la política pública vigente y que busca la privatización de la AEE. Eso a pesar de que inicialmente habían expresado reparos a la transacción y que el propio reglamento del Partido Popular Democrático (PPD) rechaza la privatización de los servicios esenciales.

“Vamos por parte. La primera es que nosotros como legisladores pedimos que tenía que haber y evitarse un conflicto de interés y se hizo el lenguaje. Segundo: contrastes con LUMA, obviamente unos de los reclamos es que se está subcontratando a sí mismo. El planteamiento de la trayectoria es súper importante porque nadie en Puerto Rico contrata a una persona, ni siquiera de mecánico si no tiene experiencia o por lo menos habla con un vecino y le pregunta: esa persona es buen mecánico, es responsable. Y es bien importante que en el lenguaje que nosotros discutimos con el proceso y ellos son los que están sentados en la Junta y él (Omar Marrero) es miembro de la Junta, nosotros lo que hemos hablado es solo del lenguaje. Discutimos precisamente lo que era la trayectoria y la experiencia. El tercer dato que hablaste es todo lo que tiene que ver con la transparencia. El hecho de que la política pública que tenemos hoy no permite que la gente vea lo que está pasando”, apuntó Hernández Montañez durante la entrevista.

Los cuestionamientos surgieron porque New Fortress construyó el terminal de gas en San Juan sin los permisos de la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC, en inglés). También mantiene una disputa con la AEE por incumplimiento con un contrato para proveer gas a la corporación pública. Pese a que New Fortress dijo hoy al periódico El Vocero que ha cumplido con ese acuerdo, la AEE reclama una deuda de $35 millones. Precisamente esa relación contractual con la AEE plantea un posible conflicto de interés ante la adjudicación del contrato de administración de las 17 plantas de generación de energía a Genera PR.

Aunque todavía no se ha hecho un anuncio oficial porque el proceso es confidencial las respuestas de los líderes legislativos y del propio director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal y secretario de Estado; Omar Marrero Díaz, dejaron entrever que Genera PR resultó el proponente seleccionado por la AAPP.

“La gente adjudica que nosotros estabamos sentados allí como uno más de los cinco o seis miembros de la Junta. Nosotros nos enfocamos en el lenguaje de que el proponente que prevalezca tenga por lo menos seis puntos que nosotros consideramos que son importantes entre que se vea el ahora en la factura de todos los puertorriqueños”, insistió Hernández Montañez.

La Junta de la AAPP está compuesta por cinco integrantes: Marrero Díaz, director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal; Francisco Parés Alicea, secretario de Hacienda; Julio Lassús Ruiz, presidente de la Junta de Planificación, Liza Ortiz Camacho, quien representa al presidente cameral y Eduardo Ferrer Ríos, quien representa al presidente del Senado.

¿No tiene mayor preocupación con el historial y cómo esta empresa funciona?, preguntó Fonseca a Dalmau Santiago.

“Claro que tengo preocupaciones por eso fue que pusimos las condiciones, que se proteja el interés del empleado, que se proteja el derecho de los puertorriqueños a tener una factura más baja y empresa privada tenga que aportar”, respondió el también presidente del PPD.

¿Cree que eso se cumplió?, insistió Fonseca.

“Bueno están propuestas en el contrato que se va a presentar y fueron aceptadas por la partes”, respondió Dalmau Santiago.

Pese a las enmiendas propuestas por los líderes legislativos, el contrato no contiene una cláusula de patrono sucesor, lo que no otorga garantías a los empleados de la AEE que pasarían al operador privado y abre la puerta para que se repitan los desplazamientos que se dieron al inicio del contrato de LUMA Energy. Tampoco exigirá al operador privado invertir de su capital en la operación y administración de las generatrices.

Mira el segmento de Cuarto Poder aquí: Presidentes de Cámara y Senado apoyan alianza público-privada con empresa New Fortress

1 Shares:
Artículos Relacionados