Descartan por ahora el uso de detectores de metales en las escuelas públicas

El secretario de Educación, Eliezer Ramos Parés, rechazó hoy una propuesta para usar detectores de metales en las escuelas públicas del archipiélago, como medida para responder a un tiroteo o una situación de violencia en los planteles.

Favoreció, en cambio, adiestrar a la comunidad escolar para que cuente con las herramientas para reaccionar a un tiroteo y adoptar tecnología para alertar con rapidez en caso de que un posible agresor entre armado a una escuela.

Las expresiones de Ramos Parés ocurrieron en entrevista con Jay Fonseca en el programa Los datos son los datos (WAPA-TV) para conversar sobre la eliminación de una carta circular del 2014, que permite al personal escolar con licencia de portación entrar a las escuelas e instalaciones de la agencia con su arma siempre y cuando la mantenga oculta.

“No hemos descartado (el uso de los detectores de armas) pero no veo la necesidad en este momento. Estamos mirando más activamente otro tipo de tecnología que nos permita identificar a un posible agresor que vaya a entrar al plantel escolar y tecnología que le permita a la facultad tener un aviso de primera instancia una vez se cruce el portón del plantel escolar”, indicó.

“No creo que los detectores de metales, en este momento, sean nuestra primera herramienta. La persona que viene un arma literalmente va a cruzar ese detector de metales y esto no va a evitar su entrada al plantel”, agregó.

Hoy, Ramos también Parés adelantó que esa carta circular relacionada a la portación de armas podría ser derogada a finales de esta semana.

“Estábamos finiquitando esas herramientas que le permitan al director de escuela redirigir al padre o madre que se acerca al plantel, y no sea un agente del orden público, redirigirlo quizás al cuartel más cercano a entregar su arma para poder accesar. Igualmente tener cartelones, literatura que informe que en efecto las armas no están permitidas una vez ingreses al plantel escolar”, apuntaló.

“Este mismo verano comenzamos lo que son adiestramientos para lo que es el personal de seguridad y en el inicio de clases vamos a estar adiestrando a maestros y directores de escuelas, algo que ya había iniciado en el 2019 en conjunto con la Policía de Puerto Rico y el Departamento de Seguridad Pública”, añadió.

Detalló que los adiestramientos incluyen ejercicios de “lockdown” o cierre de escuelas para aprender a reaccionar en caso de una situación de violencia.

Pese a que la carta circular data del 2014, su aprobación pasó inadvertida. Cuarto Poder (WAPA-TV) descubrió su existencia en el contexto de una propuesta para armar a los maestros y maestras. La matanza en una escuela elemental en Uvalde, Texas, reavivó dicho debate, aunque en Puerto Rico nunca se han registrado ataques de este tipo en los planteles escolares.

La carta circular fue aprobada por el entonces secretario Rafael Román Meléndez y permitía la entrada de armas a las escuelas tanto a los guardias de seguridad como a los empleados de la agencia. La aprobación de dicha política pública tenía la intención de regular la posesión de armas y limitarla a los empleados con licencia hasta la fecha de la directriz, pero la mala redacción del documento dejó la puerta abierta para que empleados y empleadas con licencia de portación pudieran entrar a las escuelas armados independientemente del momento en que obtuvieron su licencia.

“Fomentar las armas en nuestras escuelas es abrir la puerta para otras cosas. Sería responsabilidad del Departamento lo que ocurra con esas armas dentro del plantel. Creo que ninguna arma ha evitado muertes o incidentes como estos en ningún lugar del mundo. Lo que debemos es aprender a reaccionar y tener un aviso en primera instancia”, insistió Ramos Parés.

Mira la entrevista aquí: Se derogará carta circular que permite portar armas en las escuelas

8 Shares:
Artículos Relacionados