Díaz Reverón pide ser juzgado por méritos y no por ser esposo de Wanda Vázquez

El licenciado Jorge Díaz Reverón tuvo hoy su día en la corte de la opinión pública. De la mano de su esposa, la exgobernadora Wanda Vázquez Garced entró al salón de audiencias Leopoldo Figueroa Carreras para la vista de confirmación.

En el interior del recinto de alfombras rojas, esperaban sus hijas Stephanie y Beatriz. También el abogado, y su amigo, Roberto Alonso Santiago, quien se mantuvo en el recinto hasta el final de su comparecencia. Un abogado cercano al expresidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, Alonso Santiago formó parte de su equipo de asesores en la Cámara alta.

Al filo de las 10:40 a.m. arrancó la audiencia pública, que desde el inicio mantuvo un sabor a una vista de rehabilitación de carácter ante las críticas que ha recibido la designación por la insistencia de Vázquez Garced y del gobernador Pedro Pierluisi Urrutia en nombrar al exjuez superior a una silla en el Tribunal de Apelaciones. Vázquez Garced procuró una opinión de la Oficina de Ética Gubernamental para saber si podía nombrar a su marido al Apelativo. Esa oficina determinó que ni ella ni el secretario de Estado podían realizar ese nombramiento porque incurrirían en violaciones éticas.

Tras ganar la gobernación, Pierluisi Urrutia empeñó su palabra y prometió a su contrincante política nominar a su esposo al Apelativo. Ha presentado la designación para el consejo y consentimiento del Senado en, pero no es hasta hoy que la Comisión de Nombramientos celebra vista pública porque en las dos sesiones pasadas la designación no contaba con los votos para pasar el cedazo del cuerpo.

Después de la pelea que libraron Vázquez Garced y Rivera Schatz por la vacante que todavía hay en el Tribunal Supremo, el ahora portavoz de la mayoría en el Senado hoy se convirtió en un aliado de Díaz Reverón, cuya designación defendió y anticipó que apoyará con su voto.

¿Por qué usted aceptó que lo renominaran por cuarta vez?, preguntó Rivera Schatz.

“Este es mi día en corte”, respondió Díaz Reverón.

“Yo no tiro la toalla. Yo estoy claro en lo que soy. Yo vengo de bien abajo. Yo no soy el esposo de. Yo el licenciado Jorge Díaz Reverón… Yo no puedo presentarme a un proceso como este y presidir un caso con pequeñeces. Soy una persona muy segura de mi misma”, agregó el nominado ante preguntas de Rivera Schatz sobre la razón para no desistir de su aspiración al Apelativo, una posición que viene acompañada de estabilidad laboral por 16 años y un sueldo de $105,000 anuales.

De gesto serio, Díaz Reverón emplazó a los senadores y senadoras a evaluarlo por sus méritos y a escuchar las 29 grabaciones de los procesos en su sala en los que atendió a la licenciada Laura Coss Guzmán, quien presentó una querella en su contra del entonces juez superior de Fajardo por su comportamiento machista y maltratante en sala.

“Yo vine a contestar preguntas, a presentar evidencia”, apuntaló Díaz Reverón, quien a lo largo de su vida profesional se ha desempeñado como abogado de defensa, fiscal y juez superior.

“El sistema necesita personas firmes como yo”, abundó el abogado cuyo nombramiento como juez superior expiró el pasado 30 de noviembre.

Luego de su ponencia escrita de 5 páginas y a preguntas del presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, Díaz Reverón, como buen litigante, concentró sus esfuerzos en desmentir las alegaciones contenidas en dos querellas que le imputan conducta antiética. La Oficina de Administración de Tribunales (OAT) lo investigó por usar un alguacil de su sala para localizar al agente Javier Marcano que investigó un escalamiento en la residencia de su hija menor y que desembocó en una pesquisa del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente en contra de Vázquez Garced, por una supuesta intervención suya cuando ocupaba el cargo de secretaria de Justicia. También impugnó la querella presentada por Coss Guzmán.

La OAT investigó ambas circunstancias y desestimó las dos querellas.

Díaz Reverón recalcó que, como parte de la investigación administrativa de la OAT, el policía que citó a su sala declaró que no se había sentido “intimidado” y que “el juez no le pidió que hablara a favor de su esposa”. Díaz Reverón lo citó a su sala para que contactara al abogado de Vázquez Garced, Edgar Vega.

“En mi sala, que presidí por 12 años, yo no era un juez buena gente. Porque esa víctima que está ahí buscando justicia lo menos que quiere es que yo sea buena gente con el acusado o con su abogado. Ese acusado que tiene su libertad en las manos de un jurado o de un juez, al momento de sentenciar, lo menos que quiere es que este juez sea buena gente con el fiscal o con el abogado, lo que quiere es que sea justo”, argumentó.

Sin embargo, Díaz Reverón no evaluó  -y los senadores y senadoras no le preguntaron- si esa acción de usar su poder y su equipo de trabajo para un asunto personal era impropia o constituía un uso indebido de recursos públicos para beneficio personal.

Mencionó también que en las cuatro evaluaciones que le ha hecho la Rama Judicial ha obtenido calificaciones de “excelentemente cualificado” o “muy buen cualificado” en los 11 renglones que abarca el informe.

“Si yo hubiese sido un juez abusador de mujeres o irrespetuoso no tendría esas evaluaciones”, argumentó Díaz Reverón.

En un intento para disipar las preocupaciones sobre su temperamento judicial, el Díaz Reverón presentó grabaciones en sonido de una actividad de despedida que le realizaron en el Tribunal de Fajardo, donde cuatro abogados y abogadas de la Sociedad de Asistencia Legal (SAL) le desean buena suerte por su traslado al Tribunal de Caguas y uno de ellos lo describe como un juez justo y bueno.

Al abordar el tema de la compra del BMW que, presuntamente, adquirió en medio del toque de queda que decretó Vázquez Garced en marzo de 2020 para frenar el avance del COVID-19, aseguró que esas alegaciones eran falsas y malintencionadas.

“Yo tenía un carro igual a ese del 2015 y este es del 2016. Esto es un ‘upgrade’. Siempre me han gustado los carros deportivos”, indicó a preguntas del senador Rafael Bernabe Riefkohl.

Explicó que recibió un llamada del dealer y que luego participó de una corrida junto a otras personas que probaban otros vehículos. Ese día el grupo salió de mañana y según contó, dejó su BMW en el dealer. Como se le hizo tarde y habían bebido, Díaz Reverón, señaló que llamó a su escolta para que lo recogiera.

“Mi carro se queda en el dealer de marzo a mayo. No sé quien llevó el (otro) carro al dealer. Estaba negociando la compra por texto. Como no se podía hacer negocios con el banco, se hizo la negociación por texto. Cuando se flexibiliza la orden ejecutivo, llamo a la persona con la que tengo el financiamiento del carro y comenzó el intercambio de documentos por correo electrónico. El banco aprueba el financiamiento. Desde mayo 18 del 2020, el carro está en mi casa. Ya se había flexibilizado la orden ejecutiva”, indicó Díaz Reverón.

RECHAZO A LA DESIGNACIÓN

En la tarde, al presentar su ponencia, la licenciada Coss Guzmán puntualizó que contrario a lo que mencionó Díaz Reverón en la vista legislativa, éste no desistió de una querella en “represalia” que radicó en su contra, con la que buscaba que la procesarán criminalmente y le radicaran cargos por perjurio. Aseguró que el entonces juez pidió sin éxito una reconsideración a la Oficina de la Procuradora General.

Previamente, el nominado había respondido a preguntas de la senadora Marially González Huertas que no había continuado con el trámite porque lo habían traslado y no quería hacerle daño a una abogada joven.

Coss Guzmán también recordó que Díaz Reverón expuso a sus empleados en el Tribunal de Caguas a perder su empleo cuando pidió citar al agente del caso de su esposa y que inicialmente negó esas acciones para luego admitir “me chotearon”.

“Los actos del licenciado Jorge Luis Díaz Reverón consistentemente demuestran que no es un jurista honesto y mucho menos íntegro. Todo lo que ya se conoce que ha hecho, cuando los cánones de ética nos imponen no solamente actuar con rectitud, sino aparentarlo, confirman que sin lugar a dudas este abusa de la discreción que su poder le confiere y eso es una absoluta carencia de lo que es temperamento judicial”, afirmó Coss Guzmán ante la comisión.

“Creo que es una persona manipuladora y deshonesta. Me choca como al día de hoy continúa diciendo cosas que le faltan a la verdad habiendo evidencia”, abundó a preguntas del senador Javier Aponte Dalmau.

Durante la ponencia de la licencia Coss Guzmán solo estuvieron presentes, los senadores González Huertas, Aponte Dalmau, Matías Rosario y Bernabe Riefkohl.

Al finalizar la vista, González Huertas y Aponte Dalmau expresaron reparos con el nombramiento. Bernabe Riefkohl consignó su voto en contra y de su colega la senadora Ana Irma Rivera Lassén del Movimiento Victoria Ciudadana. La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, también ha expresado su oposición.

Pero el presidente del Senado, en un cambio de postura, se mostró complacido con las explicaciones de Díaz Reverón. Previamente, Dalmau Santiago había dicho que se oponía a ese nombramiento.

Hoy, al salir de la audiencia, señaló que el informe del nombramiento de Díaz Reverón podría estar listo para evaluación la próxima semana.

Queda por verse cuál será la deliberación final.

35 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

Se escapa animal del Zoológico de Mayagüez

Un arruí, una especie de cabra montés, está siendo buscado por personal del Departamento de Recursos Naturales, luego que se escapara del Zoológico de Mayagüez. El animal se internó en una zona boscosa aledaña al parque.…
Ver Más

Senado confirma al jefe Bomberos y al Comisionado de Seguros

En el último día de la tercera Sesión Ordinaria de la Décimonovena Asamblea Legislativa, el Senado dio su consentimiento a los nombramientos de Marcos Concepción Tirado como Comisionado del Negociado de Bomberos; el licenciado Alexander Adams como…