Difícil panorama económico para la Isla

Courtesy Discover Puerto Rico

En las últimas semanas los puertorriqueños han visto subir la factura de agua, luz y lo que pagan en la bomba de gasolina. En septiembre terminarán los beneficios que llegaron para manejar la pandemia de COVID-19, como la Asistencia por Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés).

Un estudio publicado por el Instituto de Desarrollo de la Juventud (IDJ) estipula que las ayudas federales recibidas durante la pandemia tuvieron el efecto directo de reducir el nivel de pobreza en la población más joven. En dicho periodo —que comenzó en marzo de 2020— los niveles de pobreza hubieran estado en 52% sin las ayudas federales, pero se reducirían a 24% con la inyección de estos fondos que cesarán próximamente.

El estudio aborda que estas ayudas terminarán y que habrá un impacto directo en el nivel de pobreza.

“La reducción en la pobreza puede ser temporera, y cuando la pandemia se aplaque Puerto Rico puede volver a las tasas de pobreza infantil ‘normales’ de 58% o aún mayores”, reza el estudio del IDJ.
El Vocero

9 Shares:
Artículos Relacionados