Fiscalía Federal recomienda 3 años y 10 meses de cárcel para exalcalde de Aguas Buenas

Antes de que tocaran a su puerta, el exalcalde de Aguas Buenas, Luis Arroyo Chiqués se comunicó con las autoridades federales para confesar su participación en el esquema de sobornos que involucra a la empresa de recogido de basura, Waste Collection, y su otrora presidente Oscar Santamaría Torres.

El detalle aparece en el memorando de sentencia que presentó esta semana la fiscalía federal de cara a la vista de imposición de sentencia, que debía celebrarse hoy. El trámite quedó aplazado para el próximo 6 de junio. 

“A fines de 2021, luego de varios arrestos de alto perfil, el Sr. Arroyo se comunicó con la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en Puerto Rico a través de un abogado para discutir sus opciones y su papel en el esquema de soborno”, indica el documento presentado por el fiscal federal Nicholas Cannon a nombre de Corey Amundson, jefe de la División de Integridad Pública del Departamento de Estado en Washington.

De manera sorpresiva, Arroyo Chiqués se declaró culpable el pasado 16 de diciembre de negociar un soborno mensual de $5,000 a cambio de otorgar un contrato de 10 años a Waste Collection. El ahora convicto firmó el contrato en su último año como alcalde.

Según la denuncia y el documento de aceptación de culpa, Chiques Arroyo, de 56 años, comenzó a recibir el pago ilegal en efectivo en el 2016. Los pagos continuaron hasta junio del 2021.

En el memo, de 6 páginas, Cannon reiteró la propuesta del ministerio público para que la jueza Silvia Carreño Coll sentencie a Arroyo Chiqués, quien tras su retiro de la política reside en Rincón, a 3 años y 10 meses de prisión.

El fiscal apunta que aunque la evidencia no sugiere que Arroyo Chiqués presente un riesgo de reincidencia, la sentencia debe enviar un mensaje inequívoco para disuadir este tipo de conducta.

“Específicamente, la sentencia de la Corte debe dejar claro que ‘que el soborno es un delito grave que conlleva un castigo grave'”, argumenta.

Previo a la alegación de culpa y convicción de Arroyo Chiqués, el exalcalde de Cataño, Félix “El Cano” Delgado, el contratista Oscar Santamaría Torres y el presidente de J.R. Asphalt Raymond Rodríguez Santos se declararon culpables por participar en ese esquema de sobornos. La fiscalía federal también acusó al exalcalde de Guaynabo, Ángel Pérez Otero, Mario Villegas Vargas, codueño de J.R. Asphalt y el vicealcalde de Trujillo Alto, Radamés Benítez Cardona.

Al ofrecer detalles de los primeros arrestos y convicciones de esta amplia pesquisa sobre corrupción pública, el fiscal federal  W. Stephen Muldrow y el jefe del FBI en la Puerto Rico, Joseph González han exhortado a los implicados en este esquema a levantar las manos antes de que las autoridades toquen a su puerta. En ese llamado, han recalcado los beneficios de colaborar.

Actualmente, Arroyo Chiqués se encuentra libre bajo fianza.

0 Shares:
You May Also Like
Ver Más

Tata Charbonier renuncia

Tras el arresto y las acusaciones criminales que enfrenta, María Milagros Charbonier, renunció a su escaño en la…