Problemas con Luma Energy y contrato de un edificio sin capacidad eléctrica ni Internet seguirán atrasando correspondencia

A casi tres meses del desalojo súbito del área de manejo de correspondencia del Correo General, en Hato Rey, la nueva planta para el tramitar las cartas en Carolina continúa confrontando problemas eléctricos y de acceso a Internet, que impiden que la maquinaria especializada para ordenar y codificar esa correspondencia opere a capacidad.

Así lo confirmó a este portal de noticias, la vicepresidenta de la American Postal Workers Union, Angeliz Colondres Colón, quien indicó que todavía desconoce cuándo finalizaran las mejoras que se realizan al edificio, que permitirán que las cartas se vuelvan a procesar en su totalidad en la Isla y no en Memphis, Tennessee, como ocurre ahora.

Debido a esta situación, anticipó que continuarán los retrasos en la entrega de cartas y paquetes para todo el archipiélago.

“El mayor problema es eléctrico. Ellos han tenido que comprar plantas simplemente para poder manejar las cartas manualmente porque la electricidad no le funciona. La primera semana que abrieron eso se iba en ‘blackout’ completo”, contó Colondres Colón.

La falta de capacidad eléctrica de la estructura, según fuentes de este medio digital, llevó a LUMA Energy a proponer la construcción de una subestación para suplir la demanda necesaria para la utilización de las máquinas. Pero el servicio postal, que firmó los contratos de arrendamiento sin percatarse de la falla, descartó esta opción debido al costo.

Después del desalojo del edificio de Hato Rey por fallas estructurales, los paquetes se procesan en un edificio ubicado en la Base Muñiz y las cartas se debían procesar en otro edificio en el área de la Avenida Campo Rico. Pero debido a las fallas eléctricas y a la falta de acceso a internet las cartas se separan manualmente en la Isla entre correspondencia de Puerto Rico y de Estados Unidos, pero se envían al estado de Tennessee para su codificación y separación por ruta, explicó la vicepresidenta del gremio, que agrupa a unos 1,300 empleados y empleadas postales.

Además, el Correo habilita un segundo edificio aledaño a la nueva planta para procesar cartas, que se destinará al manejo de paquetes. En el Correo General en Hato Rey todavía se recibe correspondencia y se atiende público. El área de los apartados postales o buzones también funciona.

Ese disloque en las operaciones es responsable de la tardanza en los envíos a través del servicio postal.

“Lo que normalmente se tarda 24 o 48 horas ahora se está tardando una semana o dos semanas”, apuntó Colondres Colón.

No es solo el atraso.

Recientemente se “perdió” un vagón de correspondencia en Tennessee, que desembocó en un atrasó de un mes.

“No marcaron el vagón y nadie lo abrió. Cuando se dieron cuenta había correspondencia en ese vagón y era de Puerto Rico y por eso es que había correspondencia de más de un mes”, precisó Colondres Colón.

La vicepresidente del gremio de los carteros indicó que se reúne semanalmente con la gerencia del Correo, que ha estimado que la planta para el manejo de paquetes debe estar en funciones a mediados de diciembre, pero que no existe fecha para la planta de cartas.

Señaló también que la planta de cartas operará a toda capacidad cuando finalmente tenga acceso a internet y pueda retomar las labores de codificación. Pero eso dependerá de la llegada del material que se ordenó para instalar el servicio.

REACCIONA EL SERVICIO POSTAL

En respuesta, la portavoz del Servicio Postal, Polly Gibbs, aseguró a este medio que la agencia toma medidas para mitigar el impacto de la mudanza y recuperar la normalidad lo antes posible.

“El Servicio Postal siguió los procesos rutinarios establecidos para la adquisición del local. Este edificio se consideró la mejor opción disponible, con los pies cuadrados necesarios y con la capacidad de permitirle al Servicio Postal retornar a su funcionamiento regular en el menor tiempo posible”, indicó ante preguntas sobre la selección de la estructura.

Mencionó las mejoras a la nueva planta e indicó que en este momento se está instalando y probando el equipo para el manejo de la correspondencia.

“Esperamos reanudar la mayoría de las operaciones en San Juan en las próximas semanas. Nos disculpamos por cualquier inconveniente que los clientes puedan haber experimentado y estamos trabajando arduamente para garantizar mejoras continuas”, indicó en declaraciones escritas.

Detalló también que el Servicio Postal contrató a unos 550 empleados para atender el incremento en el volumen de correspondencia de la época navideña.

“El Servicio Postal ha enviado el equipo más moderno para ayudar a reducir el tiempo de espera de los clientes en el correo. Esto incluye quioscos de autoservicio y puntos de compra a través de dispositivos móviles”, apuntó Gibbs.

Señaló, además, que el edificio ya tenía internet y que contaban con servicio de internet a través de celulares como un plan de respaldo.

Ante esta situación, la comisionada residente, Jenniffer González Colón, y la delegada de las Islas Vírgenes, Stacey Plaskett, visitaron el miércoles las nuevas instalaciones del servicio postal en Carolina. La correspondencia de las Islas Vírgenes llega primero a Puerto Rico.

El recorrido, en compañía de oficiales del correo, tenía como propósito conocer el alcance de la situación y procurar soluciones.

37 Shares:
Artículos Relacionados

Boricuas en Florida no quieren a Trump

Biden sacaría 81% y 14% Trump entre los boricuas. Los cubanos prefieren a Trump. Sanders sacaría 65% y 21% Trump.  Lo importante: La gobe está buscando que Trump le suelte $$$ a cambio de hacerle campaña en…