Gobernador extiende requerimiento de vacunación contra el COVID-19 a empleados y clientes de restaurantes y barras

El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia.

El gobernador Pedro Pierluisi Urrutia extendió el mandato de vacunación obligatoria contra el COVID-19 a los empleados y clientes de restaurantes y barras en un intento por frenar el repunte del virus en la isla.

Los establecimientos que no acojan esta directriz, que entra en vigor el 23 de agosto, tendrán que reducir su aforo a un 50% de capacidad.

Pierluisi Urrutia detalló que esta nueva orden ejecutiva también abarca a los empleados que laboran en chinchorros, cafetines ‘sports bar’, teatros, cines, coliseos, centros de convenciones u otros lugares cerrados que celebraren actividades donde las personas se concentren y se remuevan las mascarillas.

“Esto es para espacios cerrados… no aplica a los servicios de entrega, servicarro o delivery y lugares abiertos”, indicó el mandatario.

Quedan exentos de la vacunación obligatoria las personas que tengan alguna condición médico u objeten el pinchazo por razones de su credo. En esos casos, estos empleados deberán mostrar una prueba negativa del virus periódicamente.

“Este gobierno tiene como interés apremiante salvaguardar la vida de toda la población en general y asegurar minimizar la posibilidad de contagio en actividades medulares y lugares de alta exposición al virus”, afirmó el mandatario. 

A tenor con esta orden, los comercios y establecimientos deberán colgar afiches en lugares visibles notificando la línea confidencial del Departamento de Salud e informando si en el lugar exige evidencia de vacunación o prueba negativa contra el COVID-19. 

En esa línea, el gobernador subrayó que cualquier persona o empresa que infrinja la Orden Ejecutiva incurrirá en un delito menos grave y se expone a un máximo de seis meses de cárcel, una multa que no excederá $5,000 o ambos castigos, según la discreción del Tribunal.

Pierluisi Urrutia también informó que próximamente estará disponible una identificación digital de vacunación a través de la aplicación de CESCO Digital, que se implementará por fases.

Como parte de su estrategia para promover la vacunación, Pierluisi Urritia anunció que todas las personas que se inocularon o lo hagan en o antes del 25 de agosto podrán participar de la segunda edición de la iniciativa “VacunarTE paga”. Este sorteo contará con 2 premios de $25,000, 3 premios de $15,000, 6 premios de $10,000, 10 premios de $5,000 y 45 premios de $1,000.   

Hoy, Puerto Rico despertó con una tasa de posibilidad de 11.2%, una marca que recoge el patrón de crecimiento de las personas infectadas en el país, particularmente entre la población que todavía no se ha vacunado. Esta mañana, el Departamento de Salud reportó 6 muertes. La isla también amaneció con 311 adultos hospitalizados y 76 en unidades de cuidado intensivo. Otros 35 menores permanecían hospitalizados y 2 se encontraban en unidades de cuidado intensivo. Hasta el momento, 2,626 han muerto tras contagiarse con el peligroso virus.

En respuesta al aumento sostenido en los casos de contagios debido a la presencia de la variante Delta en el país, el gobernador adoptó una política pública de vacunación mandataria contra el COVID-19 para los empleados que laboran en las 65 agencias públicas bajo la jurisdicción del Ejecutivo. Además, exigió la inoculación para los turistas y empleados de la industria turística, los empleados del sector de la salud y los contratistas del gobierno tras acoger las recomendaciones de la Coalición Científica, un grupo de expertos que lo asesora durante la pandemia.

De cara al nuevo año académico, el Departamento de Salud también promulgó una directriz para requerir evidencia de la vacunación a todos los empleados y estudiantes mayores de 12 años con un requisito para el retorno a las escuelas y universidades públicas y privadas durante el nuevo año académico.

32 Shares:
Artículos Relacionados