Maceira alega Sixto George le pedía $300 mil en cheque o “cash”

El tercer día del juicio contra el productor Sixto Jorge Díaz Colón, conocido como Sixto George, arrancó con la presentación de una conversación encubierta entre el acusado y el testigo Anthony Maceira Zayas ocurrida en el restaurante Il Postino, en Miramar, el 16 de julio de 2019.

En ese momento, el testigo era el secretario de Asuntos Públicos de la Fortaleza.

Maceira Zayas grabó la conversación, que se dio tres días después de la divulgación del chat que desembocó en la renuncia del entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevares, con equipo del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) tras aceptar convertirse en testigo del gobierno.

Poco después de iniciados los trabajos ante el juez federal Francisco Besosa, el fiscal Michael Lang entregó al jurado -compuesto por seis mujeres y seis hombres- copia de una transcripción de la conversación en inglés y español. Luego reprodujo fragmentos de la conversación en corte abierta, que apenas se entendían a pesar de que ayer Maceira indicó que la reunión ocurrió en el segundo piso de restaurante, que en ese momento estaba vacío. También usó tres aparatos de grabación.

Ante la dificultad para entender la grabación, el licenciado Rafael Castro Lang pidió que se consignara para récord que la grabación no se entendía, pero el juez Besora declaro no ha lugar la petición indicándole que esa determinación correspondía al jurado. Previo al inicio del juicio, el abogado defensor impugnó sin éxito la transcripción.

El jurado sigue de cerca la transcripción cuando el fiscal presenta los fragmentos, mientras el acusado mira al techo del salón de sesiones y frunce el ceño, como intentando descifra lo que escucha. 

Guiado por el fiscal Lang, Maceira reiteró que se sintió amenazado por el texto que el acusado le envió el 20 de junio de 2019 y en las exigencias que le reiteró por segunda ocasión para evitar que Raúl “Raulie” Maldonado Nieves continuara haciéndole daño a la administración Rosselló Nevares por el despido fulminante de su padre Raúl Maldonado Gautier.

Según Maceira, el acusado le indicó que no lo estaba extorsionando sino que le comunicada las intenciones y peticiones de Raulie, que consistían de un pago de $300,000 en cash o a través de una corporación para dejar de publicar los chats que tenía, dinero para pagarle a los talentos que cambiaran la narrativa negativa hacia Rosselló Nevares y dejarían de pedirle la renuncia y la renovación de dos contratos para empresas, que subcontrataban a Sixto George y le pagan $4,000 mensuales.

De acuerdo al testigo, Díaz Colón volvió a mencionar a Jorge “Molusco” Pabón, Roque “Rocky The Kid” Gallardo, Tomás “Red Shadow” Ramos Cruz y Antulio “Kobbo” Santarrosa, como los hacedores de opinión que podrían ayudar en la tarea de mejorar la imagen del gobierno. 

En otro segmento, Maceira Zayas compartió con el acusado conversaciones que tuvo con el gobernador cuando el 8 de julio salieron las primeras páginas del chat. El entonces secretario de Asuntos Públicos le preguntó a su jefe si había más información dañina de la que había salido, pero que la información que se le ofreció fue que no.

El testimonio de Maceira continúa en la tarde.

24 Shares:
Artículos Relacionados