Radicado primer caso de acecho con AirTags en Puerto Rico

El fiscal Daniel Feliciano de la nueva unidad de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato de Menores de Humacao estuvo a cargo de la investigación del primer caso, por violación a la Ley 54, en el que una mujer fue perseguida por su expareja con un rastreador electrónico AirTag sin su consentimiento.

El Departamento de Justicia informó a Cuarto Poder (WAPA-TV) que están realizando investigaciones sobre esta modalidad que ya se había reportado en medios estadounidenses. Según Gilberto Gierbolini, director de la Unidad Investigativa de Crímenes Cibernéticos, la tendencia es colocar uno de estos pequeños aparatos en el vehículo de la persona.

Por esta razón, Justicia está alertando a la ciudadanía sobre algunas medidas que podrían ayudar a identificar si uno de estos dispositivos está rastreando la ubicación de una persona sin su autorización. En el caso de los Iphone (Apple), el teléfono automáticamente emite una notificación al detectar que un AirTag está utilizando la tecnología bluetooth para acceder a su ubicación.

A partir de esa notificación se podrá ver el número de serie del AirTag, a lo que se recomienda tomar una captura de pantalla y hacer que el aparato emita un sonido para que pueda ser encontrado. Sin embargo, para los teléfonos Android, habría que bajar la aplicación Tracker Detect desde la cual se puede ver la información y provocar que AirTag haga el sonido. Pero esto funciona solo si la persona hace la búsqueda desde la aplicación.

Debido a que esta notificación apareció automáticamente en el celular de la víctima del caso que radicó Feliciano, fue que las autoridades dieron con el imputado, Carlos Juan Moreno Rodríguez, vecino de Las Piedras. El juez Juan Carlos Vera del Tribunal de Primera Instancia de Humacao determinó causa para arresto para Moreno Rodríguez y se le impuso una fianza de $20 mil que fue prestada.

Aunque estas medidas han ayudado a dar con el paradero de quien está rastreando a otra persona sin su autorización, la realidad es que los AirTags o cualquiera de sus competidores, pueden ser hackeados para que no emitan notificaciones ni sonido. Así se ha reportado en Estados Unidos y el experto en tecnología, Wilton Vargas, confirmó a este medio que estos dispositivos “son minicomputadoras, todo es posible”.

 Vargas explicó que en el caso de los AirTags es más fácil el rastreo por la “inmensa cantidad de iPhones que hay en el mercado que sirven de antenas para que estos comuniquen su localización al dueño”. Lo cierto es que los aparatos de la marca Apple no son los únicos con esta tecnología disponibles en el mercado, pero hasta ahora las medidas de seguridad que recomiendan las autoridades, se han limitado a las opciones que dan los AirTags. Además, según Justicia, en Puerto Rico no hay ningún caso de persecución reportado en el que se haya utilizado algún aparato de otra marca.

Vea el reportaje de Cuarto Poder aquí

200 Shares:
Artículos Relacionados
Ver Más

Pablo Casellas quedará libre hoy

Pablo Casellas saldría de la cárcel hoy bajo fianza, confirmó el Departamento de Corrección y Rehabilitación a este medio digital luego de especificar que la orden de excarcelación se emitió hoy tras corregirse un error en…