Tata Charbonier recibía “kickbacks”, enfrenta 13 cargos federales

La representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), María Milagros “Tata” Charbonier enfrenta 13 cargos federales por robo de fondos federales, sobornos y comisiones ilegales conocidos como “kickbacks”, fraude electrónico, lavado de dinero y obstrucción a la justicia.

Su esposo Orlando Montes Rivera y su hijo Orlando Gabriel Montes Charbonier también enfrentan cargos por lavado de dinero junto a su asistente Frances Acevedo Ceballos. Todos fueron arrestados esta mañana.

Charbonier infló el salario de su asistente en la Cámara y se acordó que le pagara una comisión de $1,000 y $1,500 a la representante que presidía la Comisión de Ética de la Cámara baja. Los sobornos se entregaban en efectivo y los dejaban en la gaveta del carro de Charbonier o a través de ATH móvil a su hijo.

Charbonier recibió más de $100,000 por el esquema fraudulento hasta el momento. La representante supo el 11 de julio de 2020 sobre la investigación federal y borró los datos que tenía su celular.

El fiscal federal Stephen Muldrow dijo que después de que el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) incautó el teléfono celular la representante borró la información de WhatsApp y iMessage.

Muldrow rechazó además comentar si se radicarán cargos a otros legisladores o personas relacionadas a este caso. “Voy a hablar con ustedes con resultados. No con promesas de lo que va a pasar en el futuro”, sostuvo Muldrow.

Dijo que no se presentó la acusación antes de las primarias o la radicación de candidaturas porque “los casos se presentan cuando están listos”.

“Nosotros no hemos hecho nada para influir de una forma incorrecta las elecciones. Hemos esperado el día después de las elecciones para arrestar para proteger el proceso de las primarias”, agregó el fiscal federal.

Los cargos de obstrucción de la justicia y lavado de dinero, de ser probados, conllevan hasta 20 años de cárcel cada uno. Mientras, los cargos de soborno conllevan 10 años de prisión.

Muldrow dijo que si una persona es entrevistada por el FBI y pregunta si es un “target” u objeto de investigación los agentes le contestarán “sí” o “no”. No quiso confirmar si Charbonier hizo esa pregunta. La representante había dicho que los agentes del FBI dijeron que no era objeto de investigación cuando fueron a incautar su celular.

179 Shares:
Artículos Relacionados

Quiebra JCPenney

Fue el pasado viernes que JCPenney radicó una solicitud para acogerse a la quiebra. La compañía ya llegó a un acuerdo con sus acreedores y evalúa la posibilidad de vender. Info:

Gobierno busca prohibir la entrada de vuelos a PR

La Gobernadora le pidió a la FAA autorización para prohibir vuelos de aquellas ciudades o estados en donde haya una alta incidencia de casos de coronavirus. De ser aprobada esta petición no podrán llegar pasajeros de…